Estrés familiar

Fecha:

Compartir:

Por Irazema Ramos, sicóloga

El estrés se presenta a lo largo de nuestra vida, en distintos momentos, de diferentes maneras y en diversos entornos, este lunes hablaremos sobre el estrés en la familia.

Para empezar, es importante saber que el estrés se define, según la RAE, como una tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves. El estrés se presenta cuando las demandas de la vida se perciben demasiado difíciles, pesadas o pueden ser también consideradas como injustas.

Al paso del tiempo en el entorno familiar, se vive o desarrollan diferentes etapas, desde el proceso de adaptación de la pareja, el nacimiento de hijos, etc., y cada uno de estos momentos tiene tareas específicas, tiempo, forma y espacios de fluctuación que requieren de un reajuste interno y también encontrar recursos externos que puedan ayudar a mantener el equilibrio que tanto se necesita. Es totalmente común y esperado que, en el tránsito del desarrollo de una familia, existan períodos de estabilidad y períodos de cambios, caracterizados estos últimos por contradicciones internas que son necesarias e imprescindibles para propiciar un sano desarrollo y culminar con una familia estable, unida, fuerte y valiosa.

La psicología define el estrés familiar como «el grado de tensión que surge en las familias cuando el estado de desequilibrio de estas, es alterado por sus transiciones a través del ciclo vital», acentuando que el estrés es un cambio que no tiene en sí una connotación positiva o negativa, y que todas las familias deben enfrentar situaciones de estrés de manera constante, el punto de interés es entonces tener claro que siempre vamos a tener situaciones que nos produzcan malestar, recuerdo una frase que menciona mi abuela; “Niño pequeño, problema pequeño; niño grande, ayúdame Dios”. Y es así que, cada uno de los problemas superados, nos van volviendo más fuertes, porque el problema siguiente, demandará siempre un mayor esfuerzo y compromiso.

Algunas situaciones que elevan el nivel de estrés dentro de la familia son:

  • Mala relación entre sus miembros, ya sea por violencia, rasgos de personalidad, estilos de crianza autoritarios, etc.
  • Enfermedad, ya sea física o psicológica, tiene un efecto considerado en el nivel de estrés que se percibe en el ambiente.
  • Problemas económicos, ya sea por desempleo, una mala inversión, mal manejo de las finanzas, etc.
  • Mudanza, cambios de colegio, genera mucha incomodidad, incertidumbre, frustración.
  • Muerte de un familiar, cercano o en otro grado lejano de consanguinidad.
  • Nuevo miembro en la familia, ya sea por nacimiento de hermanos o porque alguien más ingresó al espacio familiar.
  • Separación, ya sea temporal o permanente como es el caso del divorcio y todo lo que este conlleva.
  • No tener quién cuide de los hijos.
  • Pobre o injusta distribución de las tareas del hogar.

Continuaremos la próxima semana analizando los síntomas que pueden presentar los miembros de la familia que están pasando por un nivel alto de estrés dentro del hogar, nos leemos después.

 

Noticias Relacionadas

CUADRANDO EL CÍRCULO: País desbordado

Herbert Rivera C. herbertriveca@gmail.com  Las inundaciones a consecuencia de las lluvias, crecidas y desbordamientos de los ríos y además las...

Repentinos fenómenos naturales

ERNESTO ALVARADO REINA La mente humana ha logrado escalar por medio de la provechosa preparación académica, unida esta, con...

¿Qué hace Mel Zelaya?

Por Carlos Alvarenga Abogado y MAE carlosernestoalvarenga@gmail.com ¿Qué es lo que hace el asesor presidiendo una reunión de comité de emergencia...

XXV años de Amistad y Cooperación del Centro William J. Perry con Honduras

Por Ubaldo Félix Rodríguez Chinchilla El Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry es uno de los...