36 C
Honduras
sábado, mayo 25, 2024

El caballito de Morazán

¡Nambe compa!, mire cómo está la cosa, ahora resulta que los mismos de siempre se quieren retirar, quieren volver a convencernos que valen la pena, para defraudar otra vez. Sí, fíjese, esos señorones de siempre, los que tienen años de estar en la teta, los que hemos visto desde siempre, algunos ya rondando sus años geriátricos y otros que ya días los pasaron, pero en su afán de no soltar la cosa, quieren volver a llegar. Como si no supiéramos que, por muchas de sus gestiones en otras ocasiones, es que en parte estamos como estamos. Nambe compa, es que es desmedido eso, imagínese que hay unos que brincan de partido en partido, todo por llegar, otros que han estado y se han ido, por las buenas o las malas quieren regresar, más bien seguir porque ya sabemos cómo es la cosa ahorita ¿verdad? Hasta uno que otro que tiene más cola que un pavo real, quieren tirarse, aunque sea harto conocido que han sido el achichincle de unos cabezones que están guardados. Qué tristeza en mi tierra, que no dejan las ideas nuevas, las sangres jóvenes, las nuevas propuestas llegar, todo por mantener la rancia costumbre de hartarse hasta la saciedad y valiendo “aquello” si se muere uno que otro paisano de hambre en el proceso.

Bien decía mi finado abuelo, que nosotros los de abajo, las bases como dicen los susodichos al hacer proselitismo, cuando chinean niños preñados de lombrices y abrazan paisanos, aunque arruguen la nariz cuando no los ven, somos como el caballito de Morazán, el pobre animalito anduvo del timbo al tambo con el prócer, lo llevó a todos lados, le ayudó a ganar y perder, estuvo en las buenas o en las malas, pero nadie se acuerda de él o de ellos, si fueron varios. Igualito estamos aquí, solo somos un peldaño más, para que sigan los mismos de siempre haciendo lo que siempre han hecho.

Sí compa, así estamos, deseando el presi ajeno, el de a la par, viendo, según nosotros, cómo el hombre hace por los suyos, pero dispuestos a volver a poner a los mismos, aunque comamos salteado y la pobreza riéndose con nosotros, cabal como una mala visita que decidió quedarse a vivir con uno.

Si mi compita, eso es la pura verdad, cada vez que no le ajuste, cada vez que le raleen más los chimbaritos, que se le enfermen los güirros y lo único que le ajuste es encomendárselos a  la Virgen, porque pisto no hay para los doctores, acuérdese del caballito del prócer, animal abnegado, fiel y compañero, dispuesto a poner el lomo, por costumbre o amor, pero hasta allí, solo un medio para que el que monta llegue a su meta, pero el medio más importante para llegar a ella, en eso es el tesoro de todo político, el caballito es lo más importante, el que lo lleva de acá a allá, el que lo carga para que esté arriba, pero desconoce su importancia, no sabe su poder y su valor, que sin él no se puede avanzar, así es el caballito de Morazán, compa. Esta vez que ya se empiezan a ver los señores y las señoras, prometiendo lo mismo de siempre, recuerde que muy probablemente será lo mismo en que terminemos, ellos ya no saben qué otra cosa ofrecer, solo tratar de convencernos que con ellos saldremos adelante, aunque sean ellos que nos tienen en el hoyo. Solo le sugiero compa y no se me vaya a malear que esta vez le ponga mollera a la cosa, dele chance a ideas nuevas, de donde sea que vengan, que ya vimos que aquí no hay izquierda, centro o derecha, solo los de arriba y los de abajo, solo eso y un montón de lágrimas y angustias, que no tienen nada que envidiarle a la chula y sus lamentos en los barrios que conocemos todos los de aquí. Esta vez piense con claridad, por más que le lleguen a chinean el güirro y le den su abrazo vestido de sonrisas hipócritas o le regalen cincuenta pesitos o un pancito con café, al final lo importante es usted y la tripa de su familia, váyase con el mejorcito, el que más le convenga, el que le explique clarito qué piensa hacer para ayudar y, sobre todo, que se le vea talante que lo va a hacer, no como ahora que ya se les  olvidó lo que prometieron hace un tiempito ya.

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: