19 C
Honduras
sábado, abril 20, 2024

Artistas que dejaron la fama por seguir a Cristo

Redacción. La fama no siempre va acompañada de excesos y vanidad. En algunos casos las figuras del arte, espectáculo y entretenimiento en general se rinden ante la fe y abrazan una vida acorde a lo que socialmente se conoce como religiosa.

Algunos dejando de hacer sus acostumbradas canciones fueron creando nuevos temas de índole cristiana, otros decidieron abandonar el mundo musical marcando su camino como ministros de la palabra.

Ellos son los artistas que públicamente han aceptado el llamado de Dios:

Daddy Yankee

Sin duda, el caso más famoso ha sido el del reggeatonero Raymound Ayala, mejor conocido como Daddy Yankee, quien dio a conocer en su ultimo concierto en su país natal, Puerto Rico, que ahora vivirá abiertamente en su fe.

Yankee se dijo un creyente y servidor de Cristo, mientras toda la multitud le aplaudió, ya que el cantante se sinceró al expresar que ni la fama, ni el éxito, ni el dinero habían llenado su corazón a lo largo de su carrera y no fue sino hasta que se concentró en su relación con Dios que encontró la felicidad que tanto estuvo buscando.

En un gesto de humildad, Daddy Yankee instó a sus seguidores a no caer en la idolatría y a seguir a Jesucristo: “No sigan a ningún hombre. Yo soy un humano. A todas las personas que me siguieron, sigan a Jesucristo, que él es el camino, la verdad y la vida”.

Farruko

Carlos Efrén Reyes Rosado, el cantante de música urbana conocido como Farruko también se convirtió en tendencia tras anunciar su retiro para dedicarse a predicar la palabra de Dios.

Durante un concierto desarrollado en el FTX de Arena Miami el interprete de «Pepas» sorprendido a sus millones de seguidores a nivel internacional al pedir perdón por las letras de sus canciones y por las actitudes demostradas a lo largo su la carrera.

El puertorriqueño comentó que sentía que necesitaba un cambio, pues estaba sintiendo un gran vacío a su vida.

Yuri

Yuridia Valenzuela Canseco, mejor conocida como Yuri, comenzó muy jovencita su carrera como cantante de la mano de su exigente madre. Ya de mayor, esta cantante alcanzó gran éxito en México y en el resto de Latinoamérica, con temas sumamente sensuales como “Detrás de la ventana”, “Ya no vives en mí” y “Maldita primavera”.

En ese momento su vida se descontroló, llegando al punto de no hablarse con su familia, comenzó a beber alcohol descontroladamente y a utilizar pastillas para dormir, a la vez que sus cuerdas vocales sintieron el abuso y se quedó sin fuerza en la voz.

Esto provocó que cayera en una depresión que la aisló y la llevó a pensar en quitarse la vida. A fines de la década de 1990 y de la mano de un tío suyo cristiano, Yuri encaminó su vida al cristianismo y anunció que se retiraría de los escenarios. Actualmente, además de seguir cantando, también ofrece ministerios.

Juan Luis Guerra

El dominicano Juan Luis Guerra, que se hizo famoso con temas como “Ojalá llueva café”, “La bilirrubina” y “Bachata en Fukuoka”; ha testificado que a pesar de la fama, el dinero y los premios, su corazón se sentía vacío.

Según explicó el propio cantante, el excesivo reconocimiento y la ajetreada agenda afectaron su salud. El estrés le provocó problemas en su visión e incluso en el plano familiar. Tras una noche de gala, música y triunfos, Juan Luis se encontró con dos predicadores que le hablaron de Dios.

Fue así que durante más de diez años, Guerra transformó la religión en su prioridad y se dedicó a cantarle. Esto provocó que con el tiempo su esposa le dejara claro que aquello estaba afectando su relación, por lo que el cantante dejó a un lado su participación activa dentro de la iglesia “Más que vencedores”, en República Dominicana, donde ejerció como director de alabanza y adoración.

En ese periodo de su vida, Guerra compuso temas y grabó varios discos dedicados al cristianismo, logrando popularizar temas como “Las avispas” y “En el cielo no hay hospitales”.

Ricardo Montaner

En la década de 1980 y 1990, Ricardo Montaner era uno de los cantantes más populares dentro del género del pop, sobre todo por la interpretación de baladas tan conocidas como “Tan enamorados”, “Me va a extrañar” y “La cima del cielo”, entre otros.

Sin embargo, en el 2005 y 2011, apareció en un estadio en Buenos Aires, junto al famoso predicador Dante Gebel, durante un evento dirigido a la juventud, donde proclamó su intención de seguir el camino del evangelio e instó a los presentes a mantener los valores y principios cristianos.

Según varias informaciones, el famoso cantante se convirtió al cristianismo evangélico durante una visita al Hospital Pereira Rossell de la ciudad de Montevideo, en Uruguay. En este hospital público conoció a un niño enfermo de meningitis y que estaba desahuciado, y quien indican fue sanado por Dios. En 2012 Montaner estrenó la canción “La gloria de Dios” la cual canta con su hija Evaluna, mientras que en 2014 Montaner estrenó un álbum cristiano llamado “Agradecido”.

Siete años después lanzó la producción “Fe”, que cuenta con la participación de sus hijos: Mau, Ricky, Evaluna y su yerno Camilo Echeverry y donde aparece el tema “Amén”, que fue todo un éxito en la radio y en las distintas plataformas de medios sociales.

Héctor El Father

Héctor Delgado Román, que se llegó a conocer artísticamente como Héctor El Father, fue una de las figuras principales en los inicios del reguetón a mediados de la década del 2000 en Puerto Rico, convirtiéndose en uno de los más controversiales.

Inicialmente se dio a conocer en el dúo Héctor y Tito, que formó junto a Tito El Bambino, aunque luego tuvo un periodo de seis años en los que cantó como solista.

En 2008, Delgado se retiró de la vida artística para entregarse al cristianismo luego de pasar por situaciones turbulentas, conflictos con otros artistas y su vínculo con el narcotraficante Ángelo Millones “Buster”. Además, manifestó haberse tratado de suicidar en unas 15 ocasiones.

Juanes

Juanes se ha descrito en múltiples ocasiones como un “fanático de Dios”, asegurando que interpreta su fe de manera muy personal, pues a diferencia de otros cantantes, el intérprete de “La camisa negra” ha destacado que en su vida siempre estuvo presente la figura de un poder que lo guiaba, la cual ha retratado no sólo en su vida cotidiana, sino también en sus composiciones, como es el caso de una de sus canciones más exitosas; “A Dios le pido”.

Lea también: Misterios sobre María Magdalena, la compañera de Jesús

“Respeto profundamente las religiones, pero yo sigo mi manera particular de conectarme con Dios y mi música siempre ha tenido ese elemento espiritual. Siempre he sido una persona creyente, fanático de Jesús, pero lo interpreto como quiero, cuando uno tiene fe, cree en sí mismo y es positivo, las cosas mejoran”, ha destacado. Francis Alemán.

Portada IzquierdaArtistas que dejaron la fama por seguir a Cristo

Hoy en Deportes