sábado, 28 enero 2023

MATALASCALLANDO: Universo vocabular

“El no ser útil a nadie es lo mismo realmente que no valer nada”. René Descartes.

Ing. Carlos Mata
[email protected]  

Desde las alturas, desde los confines del espacio exterior, desde distancias insondables nos ha caído la piedra filosofal del replanteamiento del castellano, muy a pesar del patriarcado de la Real Academia de la Lengua Española, con la propuesta, mediante el discurso erudito del alto encargado de la educación de nuestro hijos en la patria del padre Reyes (y del padre Melo), que reciben el pan del saber en medio de charcos, paredes inclinadas, desafiando las leyes de la física, sin retretes ni siquiera un arbolito por ahí para el desahogo.

Ya el hombre sentenció que la palabra “patria” es pa’ fuera que va. No le importa si los que están más allá de las fronteras, incluso los que están más allá del Atlante azulado, celebren sus propias fiestas patrias. Ya dio el edicto, ya lanzó la proclama que eso le huele a “patriarcado”. Por ello debemos sentirnos orgullosos que tenemos próceres en medio de nosotros que desafían las reglas del idioma, desde la etimología, su significante, significado, mensaje, sintagmas, sintaxis, morfología, sinécdoques, toponimias, metáforas y demás interesantes y deliciosas rectas y circunvoluciones de nuestro bello idioma.

No señor, como decía mi abuelita: “Estudiá cipote sino vas a ser un don nadie, para penco no se estudia”. Y eso precisamente es lo que quisiéramos saber del descubridor del nuevo universo vocabular, si acaso es erudición dada por natura o acaso Salamanca algo le prestó. Qué barbaridad, ¡y siendo alto funcionario de Educación!

Por ahí le van a caer cien reguetoneros con papel y lápiz en mano para cosechar neologismos, convirtiendo barbarismos en acepciones frecuentemente utilizadas, destrozando gerundios, anulando verbos con tal de que los muchachos rimen en sus expresiones en un escenario (con todo y los brincos, igual que aquél que, además de reguetonero, fue funcionario público, ¿se acuerda?) Mientras tanto, allá arriba, donde ni las arañas llegan a tejer, eso pasó sin que pase nada, ni una exhortación, ni una declaración llamando al orden ante semejantes exabruptos emitidos a razón de 20 tonteras por minuto. Lo que sí quisiéramos saber es cuáles son los reales criterios para ser funcionario o ministro, sea de cualquier ramo, por eso la otra pregunta de mi abuela (la otra, la paterna) y perdone por sacarlas del cementerio, es que eran tan sabias, decía ella,”a saber qué pata puso ese huevo”.

Por eso, no nos extrañaría que salga con el término “matria”, dándole el toque elegante a los desfiles matrios, o actos matrióticos, o seres llenos de matriotismo y ya los muchachos románticos serán también abucheados y reconvertidos y ya no dirán sino “¡la matria ni se alquila ni se vende!” Estamos realmente sorprendidos de la calidad de funcionarios que produce cada novedad administrativa, pero no exageremos, ya antes ha habido muchos más, por eso es que a nadie le extraña, por mientras seguiremos usando el antiguo universo vocabular antes que nos proscriban con el nuevo.

Mientras tanto, dadas las circunstancias y como dicen que pagan bien, mandaré mi hoja de vida a ver si consigo algún ministerio, aunque ya de perdida sea de viceministro de algo, peor es nada.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -