36.2 C
Honduras
lunes, mayo 20, 2024

Muchos tesoros ocultos en Río Amapa: Cuevas, pozas y cascadas

Como siempre es costumbre, deslizábamos los dedos por TikTok, sin nada en específico que encontrar, cuando de pronto aparece una impresionante cascada.

Y me pregunté: ¿Dónde queda? Es en Honduras, investigué muy bien y resulta que queda cerca de Pulhapanzak.

Decía cerca, hasta quise intentar llegar. Resulta que la hermosa cascada “La chorrera”, está ubicada en el Río Amapa, San Antonio, Cortés.

Un río donde pude ver los más hermosos paisajes que pocas veces podrás ver: pozas verdes, piedras gigantes, espesos bosques de los que cuelgan cables naturales que invitan a la aventura.

El sonido de las aves se mezclan en tal sintonía que un concierto sinfónico podría llevarse acabo en ese lugar.

Poza la Danta – Río Amapa, San Antonio, Cortés

Todo fue hermoso, llegar a las pozas, “el danto”, “el diablo”, piscinas naturales y riachuelos que hasta en temporada de verano, el agua fluye con normalidad y dejando a sus pasos sonidos relajantes.

En su paso encontré una cueva, digo, dos cuevas, que sirven para los locales de la aldea “La Masica” de refugio de oración y ayuno.

Una vez llegué a la cascada “La Chorrera”, que vestía escasos brotes de agua, debido a la temporada de verano. Aun así, no dejaba de causar asombro por sus pozas naturales que amortiguaban la caída del velo de agua.

Y que la impresionante cascada caída de una pendiente de hasta 70 metros, que en tiempos lluvias, luce impresionante y cautiva a quienes la visitan.

¿Pero y cómo llego?

En cuenta a la visita, deseo contarles algo: la belleza de este sitio es solo la recompensa para un trayecto espinoso y rocoso.

Les explico, no se vayan a decepcionar, porque vale la pena.

Para llegar al río Amapa, existen varios ingresos, desde la aldea Planes de Italia o Palomas, esta carretera arriba de San Buenaventura (Cascada Pulhapanzak); y la otra, por la aldea “La Masica”.

Yo elegí la última opción, “La Masica”, al menos esta fue la ruta que me sugirió Google Maps.

Poza el diablo – Río Amapa San Antonio, Cortés

Para llegar a La Masica, tuve que tomar una calle de tierra antes de llegar a Río Lindo.

Cabe mencionar que se sube hasta dicha aldea, pero solo si es carro 4×4. Sus pendientes son empinadas, y con poco mantenimiento.

Al llegar a La Masica, pregunté a algunas personas cómo hacíamos para llegar a “La Chorrera”.

Uno de ellos soltó una carcajada, y me dijo que estaba lejos del pueblo, como a unos 3.3 kilómetros.

Entonces, decidí buscar un guía local que me llevará. Encontré a Yeison, un joven local de 19 años que con gusto me acompañó.

Primero descendimos en calle de tierra, cruzamos dos falsos portones, y el carro quedó en una casa abandonada de dos pisos.

Ahí empezó la odisea, fueron aproximadamente dos horas de ida (río arriba) con obstáculos de piedras inmensas, y terreno liso por la lana.

Cueva, Río Amapa, San Antonio, Cortés

Para descender, al menos fue la misma cantidad de horas, las piernas me flaqueaban, y a pesar de llevar agua, creo que bajé deshidratado.

La odisea ocupa un tiempo de preparación para estar en condiciones de llegar a La Chorrera.

Además de zapatos (tenis) para escalar y llevar bananos, abundante agua para hidratación.

El guía Yeison recomendó que es mejor visitar el río Amapa, después de las lluvias o mejor entre los meses de enero y marzo.

Narrativa: Óscar López / Fotos: Hugo Díaz

 

Historias en El PaísMuchos tesoros ocultos en Río Amapa: Cuevas, pozas y cascadas

Hoy en Deportes