26.6 C
Honduras
miércoles, junio 12, 2024

Lo duro de no tener un trabajo. ¿Qué hacer entonces?

“Estoy feliz que mi hijo, al fin, después de un año, tiene trabajo. Quería compartirles esa buena noticia y doy gracias a Dios, por ello”, dijo una amiga, compartiendo con los demás. Estaba allí, presente y pensé, ¿un año? Bueno, pensé que quizá la exigencia laboral era bastante detallada, pero todo un año, la verdad habla bastante de una situación real en nuestro mercado.

Quizá la sorpresa viene también, porque no es la primera persona que escucho decir esto, que le ha tomado cerca de un año encontrar trabajo. Y es que entendamos que hay áreas donde existe una sobreoferta para tan pocos puestos. Son muchas las universidades que gradúan licenciados e ingenieros, que están con todo el deseo ser parte importante de una empresa, pero no encuentran donde ubicarse. Muchos de ellos les toca comenzar desde abajo e incluyo el sueldo en ello.

Por otra parte, conozco muchas personas que laboran como reclutadores de recursos humanos que también me indican que “No hay gente” para estos puestos.  ¡Lo cual hace interesante el asunto! Ya que, por ejemplo, las maquilas tienen largas colas a inicios de semana y pareciera que no hay cama para tanta gente, como dice el dicho.

Dicho esto, la gran pregunta es ¿Qué hacer? mientras encuentro mi trabajo ideal. Tengo muchas anécdotas de gente que lo ha hecho muy bien y otras que no tanto, quiero enfocarme en lo que he visto de gente que lo hace muy bien.

Lo primero es saber que encontrar un trabajo es un trabajo. Hay que disponer un horario para enviar hojas de vida y revisar las ofertas en las diferentes plataformas. De esta manera, uno también debe estar en modo “Alerta” para cuando lo contacten a una entrevista.

Hay que saber, que algo que marca la diferencia, ante un mercado laboral sobresaturado es la actitud. La actitud va desde la puntualidad hasta la claridad de respuestas que dé, así como la energía que usted muestre en la entrevista. Sepa que si una empresa está reclutando quiere “Sumar” a sus filas, nunca restar.

Para ello tenga claro lo que busca. Y sea paciente, que si lo que busca es bastante específico, porque muchas veces ofertas hay, pero no al nivel de interés que tengamos. Es por ello que debe mostrarse en modo “Buscando empleo” Coméntelo a sus cercanos y muéstrese dispuesto a atenderlos.

Ahora bien, para entrevistas, hojas de vida y otros recursos, siempre toca invertir recursos. Busque la manera de generarlos siempre. El muchacho del que les mencioné todos los fines de semana vendía comida a domicilio. Alitas en salsa barbacoa y otras cosas muy sabrosas.

¿Qué puede generarme ingresos mientras espero? Sabía que de muchas situaciones como esta han nacido grandes emprendedores, que al ver el éxito de su propuesta decidieron mejor haciéndola crecer.

Lo otro, ocupe su mente. Lea libros relacionados con el área donde piensa trabajar. Digo esto porque hay personas que me han sido honestas que “emprender no es lo suyo”, prefieren un trabajo y no hay nada malo en ello, pero también el tiempo libre es de aprovecharlo. Genere ingresos y crezca en el camino.

Y por último, ¡Valore el trabajo que tenga! Ya sea que lo consiguió, ya sea que esté por conseguirlo, sepa que el trabajo es bendición y que por algo nos van a seleccionar. ¡Deje las puertas abiertas donde vaya! Y sepa que las recomendaciones siempre llegan para quien ha sabido decir adiós. Mis mejores deseos para aquellos en busca de un trabajo, e igual a los que buscan dar uno.

Por Enrique Zaldívar
2050 Comunicaciones

 

Enrique Zaldivar
Enrique Zaldivar
2050 Comunicaciones
- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: