33.3 C
Honduras
miércoles, mayo 29, 2024

La cucharada

Nomás fíjese compa cómo es la cosa, la verdad yo no entiendo, bueno, usted que me conoce sabe que la mollera a veces no me da para tanto, yo no soy leído como usted, por eso quiero que me diga cómo es el molote.

Por allí me contaron que sacaron a los doctorcitos y doctorcitas de los hospitales, dizque porque los maltrataban, como cuidándolos, ¿vaa? Eso creo que está bien, que lo cuiden a uno, por lo menos los que lo pusieron allí ¿vaa? Pero ¿quién los maltrata? ¿Sus jefes? ¿Sus mismos compañeros?  Eso no me quedó claro fíjese; la Tula, la hija de mi vecina, trabaja en un hospital y dice que allí es cierto, entre los médicos es peor que en el batallón, los de arriba mandan los de abajo y les ordenan peor que político en campaña, pero que es entre ellos los estudiantes más avanzados que chingan al que va empezando y uno que otro jefe médico que se la tira de dios, dice la Tula, conste, a mí no me vaya a creer. Bueno lo que yo me he puesto a pensar, con este seso que es más chiquito que moneda de centavito, es que, si se van todos, los dichosos seremos nosotros ¿vaa? Si, de por sí, la salud ya casi ni existe, solo no hay receta, ¿quién va a dar consulta entonces? Una vez más el pueblo fregado ¿vaa compa? ¿O será que quieren llenar los hospitales de los dichosos cubanos?, dice la doña, que es más malpensada que el vendedor de achín. ¿Son capaces estos de buscar excusas para traer más de afuera? No solo maltratan a los doctores, sino también a los de las otras áreas, eso me consta, una vez vi una enfermera que le pegaron su bañada, hasta a mí me dio cosa, fíjese. Si usted hace memoria, allí tiene fama que se maltrata no solo a los doctores, si hasta uno se va chuco si se descuida. Desde ya días es famoso el maltratado, no nos hagamos chibolas, si desde el portón lo saludan bien bonito y ni digamos si uno pregunta algo, lo ven todo raro y con cara de que les debe uno, si es como si uno llegará a pedirles pisto ¿vaa?

Si fuera cierto que sacan al personal médico por maltrato, está bueno pues, pero digo yo que les den sus clases de cómo ser gente también y que aprovechen que el resto del personal para darles también su cucharadita de atención al cliente, como dice mi hija, porque allí sonrisas y buenos tratos no mucho, tal vez esto sea el espejo que estamos mal, que hay que cambiar, pues, es cierto muchas veces hasta uno llega con el machete desenvainado, si es que últimamente todos andamos a la vigiona del pleito lo admito, pero es que la fama la tiene allí ¿vaa? Tal vez sea esta la oportunidad de dar la medicina, ya que se destapó la olla, ya que se ve ahora cómo es el abuso, tal vez toca que no solo se exponga al personal de salud, enseñando cómo los maltratan, si no que se señale a quienes lo hacen y, de paso, le peguen su pulida a los otros; si la vez pasada acompañando un vecino a sacar su doña muerta, fue gran madreada las que nos dieron, solo por acercarnos al portón a preguntar dónde íbamos y eso que ni habíamos entrado, fíjese. Tal vez sea de aprovechar y enseñar algo de relaciones humanas, de aprender a cómo tratar al prójimo, yo sé que allí es por política que se pone al personal, pero, aunque sea un papelito que les den o que les lean, si se parecen a mi compa, de cómo tratar al prójimo. Cabal como una cucharada de remedio amargo, pero que es la medicina para que mejoremos ¿vaa?

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: