viernes, 31 marzo 2023
spot_img

TRANS-FORMA-RTE

La palabra “transformar” viene del latín transformare y significa “cambiar de forma”. El prefijo TRANS – significa de un lado a otro, FORMA significa figura o imagen, más el sufijo -AR  es una terminación usada en verbos. Entonces; visto desde esta manera, debes tener claro que ante los problemas debes transformarte, traspasar activamente tu forma y mientras lo haces puedes desesperarte, querer que sea pronto, pero cada proceso tiene un antes durante y un después.

Cada cambio que sucede en nuestra vida nos mueve, nos invita a una transformación y me gustaría que cada ser humano, considerara ser más flexible, más perceptivo a los cambios, más listos, más receptivos, también propositivos. Considero que sufriríamos menos, menos de lo que quizás hemos tenido por costumbre.

En el desarrollo o transcurso de la vida, surgen crisis, acontecimientos que hacen que nuestra vida cambie, eventos que son como un parte aguas, marcando un antes y un después de ellos. ¿Podrías pensar en alguna crisis?, desempleo, renuncias, terminar un noviazgo, menopausia, nido vacío, divorcio, muerte de un ser querido, cambio de ambiente, migración de personas significativas, pérdida de habilidades físicas, el cierre de tu negocio etc. A lo largo de la vida, se precisa de un aprendizaje significativo, para sobrellevar cada una de las dificultades. Sin embargo, avanzar y crecer no siempre es fácil. Es por ello que necesitas adaptarte de manera intencional a cada cambio que suceda, en tu tiempo, según tus capacidades, utilizando también una red de apoyo social, pero siempre de manera intencional, queriendo hacerlo a pesar del dolor, no dejándolo en manos de nadie más, desarrollando la responsabilidad de hacerlo tu.

A lo largo de la vida se nos presentaran dos tipos de problemas:

  • Crisis evolutivas son las relacionadas con el avance físico y psíquico del individuo. Obviamente no todas las personas entran en crisis, pero hay que tener en cuenta que las etapas más frecuentes dónde pueden aparecer son: la adolescencia, la edad media y la tercera edad.
  • Crisis situacionales o repentinas son las relacionadas con los acontecimientos algunas veces inesperados, lo que no tenemos el control, por ejemplo; cambios de ámbito laboral, enfermedad, separación, la adaptación en el cuidado de hijos, el fracaso económico, episodios de ansiedad etc.

Se necesita tiempo para ir descubriendo el nuevo camino, para ir superando cada uno de los miedos, tiempo para contestar la mayoría de las preguntas que tienes en tu mente, tiempo para ir asimilando esa nueva etapa, necesitaras transformar tu pensamiento, te tienes que motivar a cambiar de forma, hasta que llegue el día, en que puedas sentir de manera tangible que lograste superar dicha situación. Te invito a que leas un poema de Paulo Freire, llamado Canción Obvia, el cual incita a respetar el tiempo de espera, pero te invita a hacer algo mientras llega ese momento, porque el tiempo por si solo, no siempre cura la herida, es el tiempo bien usado, ese tiempo productivo va formando la solución, mostrándote la salida a esa crisis, ese tiempo invertido es el que te transforma.

“Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.”

Miguel de Cervantes

Por Irazema Ramos, sicóloga.

 

Artículo anterior
Artículo siguiente
- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: