21.2 C
Honduras
sábado, abril 20, 2024

¿Qué es adicción?

Definición: Adicción significa que una persona ha desarrollado una enfermedad crónica. Muchas veces la predisposición genética, sicológica, y social influye en su desarrollo. Estos factores juegan un papel importante en la manifestación del comportamiento adictivo. La adicción es usualmente autodestructiva, progresiva y en muchos casos, puede ser fatal. Está caracterizada por la inhabilidad de controlar el deseo de tomar alcohol, la obsesión de usar drogas y en muchas personas, el pensamiento, la obsesión o el deseo de jugar juegos de azar, como apuestas, casinos, lotería, bingo u otras formas de juego, sin importar las consecuencias negativas.

¿Cómo se desarrolla la adicción?

Lo que antes parecía ser entretenimiento y diversión ahora se convierte en una necesidad. La persona afectada por la adicción se vuelve dependiente del alcohol, la sola idea de tomar una cerveza o un trago, o salirse con los amigos, o ir al bar o quizás solamente comprar alcohol y tomar en casa, causa un despliegue de substancias químicas en el cerebro que le produce una sensación de euforia y excitación. Llega un punto en el cual es necesario el incrementar la cantidad de alcohol para obtener el resultado deseado. La tolerancia sucede y cada vez se hace más necesario el incrementar el tiempo, el dinero o la energía que se invierte en la actividad, dependiendo del tipo de adicción.

El cerebro humano posee la capacidad natural de producir las substancias necesarias que producen placer, pero cuando en la persona existe una predisposición genética, social o ambiental, durante la primera experiencia, ya sea con alcohol, drogas o juegos de azar, el cerebro produce una corriente fuerte, conocida como la “dopamina” la cual causa cantidades espectaculares de euforia y placer, relajamiento, o una oportunidad para escapar de la realidad. Poco a poco y sin darse cuenta, la persona desea repetir esa experiencia y en búsqueda del placer previamente experimentado, se olvida de sus responsabilidades personales para sumergirse en el mundo irreal que le proporciona el tomar, usar drogas o apostar.

La tolerancia causa que el cerebro deje de producir las substancias naturales que dan como resultado el placer y la euforia; el cerebro aprende a depender del alcohol, las drogas o el juego para poder experimentar esas sensaciones. Cuando se llega a ese nivel, el individuo afectado por la adicción experimenta una lucha interna entre la realidad y el deseo de seguir buscando el placer que le produce su comportamiento adictivo.

¿Qué es la personalidad adictiva?

La adicción es por lo general genética. Personas de padres adictos están más propensas a la adicción que aquellas cuyos padres no son adictos. El factor genético, psicológico y social influye grandemente en el desarrollo de la personalidad adictiva. Es como si existieran dos personas dentro de un cuerpo, dentro de una mente. Interiormente, el adicto lucha contra una fuerza invisible que se ha apoderado de su voluntad. Esta fuerza invisible exige cada día más, y para muchas personas que se consideran adictos, la lucha interna puede ser extenuante, algunos llegaran a la locura, otros a la cárcel y muchos optaran por quitarse la vida para escapar del dolor que produce la adicción. Algunos morirán de enfermedades producidas por la adicción.

El adicto está dispuesto a hacer lo que sea necesario para mantener a la personalidad adictiva. La personalidad adictiva lucha por sobrevivir sin importarle las consecuencias que le causa a la persona. Durante esta etapa se desarrolla lo que nosotros llamamos “compulsión”. La persona está obsesionada con la idea de tomar bebidas alcohólicas, usar drogas o jugar a las apuestas. Sus pensamientos y su energía están dirigidos al momento en que les será posible practicar su adicción preferida. La vida pierde su significado. El ciclo de irresponsabilidad continúa avanzando, la enfermedad ha progresado hasta convertirse en una adicción.

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: