36 C
Honduras
sábado, mayo 25, 2024

Gobernadores y gobierno departamental

Hace un tiempo, gracias a la consulta de un amigo, me dispuse a investigar el tema de los gobernadores departamentales. Un cargo que, dependiendo de la forma de gobierno del país que se trate, suele tener numerosas funciones. En países federales como Argentina, Brasil, Estados Unidos, México o Venezuela, los gobernadores suelen tener un poder político importante, para la dirección de su entidad federativa mientras tanto, en países unitarios como Honduras, Chile, Perú, El Salvador y Guatemala, sus funciones suelen ser más modestas en comparación y subordinadas a las políticas del gobierno nacional.

En nuestra región, la institución del Gobernador Político existe desde la época de la conquista (1492 a 1520) luego pasó a la época virreinal (1521-1821) permaneció durante a la etapa de anexión a México (1821 a 1823) y se consolidó durante la República Federal Centroamericana (1825 a 1839) como jefe político intendente departamental. Un funcionario departamental nombrado por el poder ejecutivo. Hoy la figura continúa existiendo, pero sus funciones y percepción general es bastante gris; al menos en Honduras.

¡Vamos a hacer un poco de memoria! Usted recordará que el presidente de la república es el encargado de gestionar el destino de la nación desde la titularidad del poder ejecutivo, también sabe usted, que los alcaldes son los titulares de las municipalidades, ahora bien… ¿quién es la máxima autoridad en su departamento? ¿Quién es el encargado de gestionar el gobierno departamental? ¿Sabe usted qué hace y qué funciones tiene? Seguramente no; yo tampoco lo tenía claro. Hay que recordar que, en Honduras, los últimos gobiernos han hecho casi desaparecer la figura, como si las municipalidades corruptas fuesen una solución.

En la república de Honduras existen 298 municipios, cada uno cuenta con autoridad municipal; a la que estamos habituados los parroquianos. También existen 18 departamentos y, rara vez, ¿se sabe quién es el responsable de velar por el buen destino del departamento? El ciudadano de a pie, tiene clara la referencia de la autoridad municipal, pero no la autoridad departamental; no existe una consciencia y cultura departamental sólida. En cualquier nación moderna, existe el gobierno nacional, el gobierno regional y el departamental o provincial, que deben actuar en coordinación para el beneficio colectivo.

En la hermana república de Guatemala, la “Gobernación Departamental” es una institución con relevancia constitucional, que tiene la función de instancia intermedia entre el Gobierno Central, los Gobiernos Locales (alcaldías) y la población. En El Salvador dicha institución también tiene rango constitucional. En Honduras, como “somos diferentes”, Gobernación Departamental y Gobernador no tienen rango constitucional, son los representantes del Ejecutivo en el departamento y pueden ser removidos por éste en cualquier momento. La figura es de importancia en los países vecinos, ahora bien, el éxito político en un lugar o en otro depende de la calidad de los gobiernos y de los programas implementados a través de las gobernaturas departamentales.

Los Gobernadores Departamentales tienen funciones similares en nuestros países: representar al presidente de la república en el departamento, velar por la correcta ejecución del presupuesto otorgado al departamento, supervisar el desarrollo urbano y rural, atender requerimientos colectivos de la población ante las autoridades centrales correspondientes siempre que sean de beneficio comunitario, atender las funciones delegadas por el Ministerio de Gobernación y  como representantes del presidente de la república, articular las políticas, programas y proyectos de las diferentes dependencias del gobierno en el departamento, entre otras actividades. Básicamente esta es la actividad que suelen desempeñar los gobernadores departamentales en nuestras naciones, con algunos matices y diferencias de contexto.

En gran parte de los países de nuestro entorno democrático, existe esta autoridad intermedia, de importancia administrativa para generar inter-institucionalidad suficiente, para el mejor desarrollo de políticas públicas gubernamentales. Todo ello busca lograr eficiencia y eficacia de los programas y políticas del Gobierno que conduzcan al desarrollo de la nación.

Dicho lo anterior, la máxima “autoridad” en el departamento es el gobernador departamental y debe representar al poder ejecutivo con todos los honores, preeminencias y facultades inherentes al cargo; otro tratamiento sería demeritar la presencia y eficacia de las acciones del ejecutivo frente a los gobiernos locales. Más allá de la relación entre poder ejecutivo y el gobernador departamental, es importante resaltar que la vinculación de este funcionario está ligada también a al resto de las secretarías del Estado, siempre y cuando el gobernador tenga competencias suficientes…

En resumen, el rol primordial de los gobernadores departamentales como representantes del presidente de la república, es articular políticas, programas y proyectos de las diferentes secretarías del gobierno en el departamento bajo su jurisdicción.

Para darle más soporte, “efectividad y legitimidad” a la figura del gobernador departamental, el gobierno salvadoreño estableció los denominados “Gabinetes Departamentales” con las siguientes atribuciones: a) Coordinar las acciones de cada una de las dependencias gubernamentales en cada departamento para lograr una efectiva atención a la población; b) Conocer, apoyar y promover las políticas públicas, los programas y proyectos del Gobierno; así como atender los lineamientos del presidente de la república en el departamento; c) Proponer las prioridades y las metas de la gestión gubernamental en el departamento.

Está claro que el desarrollo departamental es una asignatura pendiente en Honduras y que la figura del Gobernador Departamental es crucial, en el crecimiento socio económico de los departamentos. Gobierno nacional, gobierno departamental y gobierno municipal deben estar imbricados con políticas públicas nacionales; coordinadas y dirigidas por los gobernadores. Hablaremos más del tema… Saludos.

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: