30.2 C
Honduras
miércoles, julio 24, 2024

Gabriel Rubí seguirá peleando su inocencia

El Juzgado de Letras en Materia de Corrupción dictó el martes en resolución de audiencia inicial un auto de formal procesamiento con medidas distintas a la prisión para el extitular de Copeco, Gabriel Rubí.

Esto, por la compra de una carpeta móvil que luego se instaló como hospital en Villanueva, Cortés.

El extitular de Copeco, luego de conocer la resolución, anunció que apelará el auto de formal procesamiento.

El mismo, es por el delito de violación a los deberes de los funcionarios.

Lea también: Sector Cofradía y zonas aledañas incomunicados tras desborde de río

“Hay veces resulta algo contradictorio que se nos haya reconocido la celeridad con la que actuamos”

Pero fue “en función de atender la emergencia de manera expedita”, dijo Rubí.

Además, indicó que el bien fue utilizado por un aproximado de 33,000 personas.

Según el requerimiento fiscal, los encausados aprobaron la compra de la carpa móvil para la atención de personas con COVID-19.

Y lo hicieron por un monto de 5 millones 560 mil 278 lempiras mediante contrato de manera directa.

“El hecho de no haberle mandado el contrato para que lo firmara el expresidente Hernández, cuando se nos aprobó la compra en una reunión del Sinager, ha sido tomado como falta a los deberes de los funcionarios”, explicó.

De esa forma precisó que recurrirá a los instrumentos legales que conlleva “porque no quedó bien clara esa parte”.

En cuanto al sobreseimiento provisional por el delito de fraude explicó que la compra se le hizo a un fabricante de forma directa en los Estados Unidos.

Este fabricante, es proveedor del Ejército y otros países del mundo.

 

 

El PaísGabriel Rubí seguirá peleando su inocencia

Hoy en Deportes