22.7 C
Honduras
sábado, julio 20, 2024

El supuesto asesino del niño de Guaimaca estaría queriendo evadir la justicia

El supuesto responsable del horrendo crimen estaría queriendo evitar la cárcel.

El hombre detenido como el principal sospechoso de asesinar a un niño de 10 años en Guaimaca, estaría buscando evadir la justicia argumentado “problemas mentales”, de acuerdo a autoridades hondureñas.

Las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) aseguran que hasta el momento no ha presentado algún signo de que tenga algún padecimiento.

Roger Uriel Gálvez de 24 años, está señalado de asesinar al niño Jeremy Janiel Zúniga el pasado lunes 7 de noviembre.

LEA MÁS: ¡Desgarrador! Primo de niño asesinado en Guaimaca narra detalles del crimen

Guaimaca enterró ayer al niño que murió de una forma trágica al ser atacado con un machete por un hombre quien estaría intentado evadir su delito.

El portavoz de la DPI, Cristian Nolasco, informó que sería la familia del presunto homicida, quienes han dicho que padece de problemas mentales.

“Por las entrevistas policiales y las otras entrevistas, él respondió a todos los principios normales de un ciudadano con todos sus cinco sentidos… Sólo son especulaciones y nosotros estamos orientando de esta manera el caso porque la familia es que está insinuando que tiene problemas psicológicos”, relató a Televicentro.

El portavoz de la DPI dijo que no se descarta que se pueda tratar de una forma de evadir la justicia.

Cristian Nolasco también explicó que una persona con problemas psicológicos no actúa como actuó el acusado.

“Cuando una persona tiene problemas psicóticos automáticamente podemos detectar porque se queda en la escena, no se preocupa y no tiene remordimiento. Pero cuando una persona reacciona normal y que busca esconder el crimen es una persona normal”, señaló.

ESCONDIÓ EL ARMA HOMICIDA

Un primo del niño asesinado relató que el detenido, quien está preso en la cárcel de Siria, en El Porvenir, Francisco Morazán, tenía escondido el machete con el que había matado al niño.

“En el instante llegamos a la casa de él y la abuela de él le escondió el machete porque él ya lo había limpiado de la sangre”.

Además, “le hallaron la camiseta roja que llevaba él ya la había lavado con la sangre que llevaba del machete”.

El presunto asesino del niño de Guaimaca estaría queriendo evitar la cárcel.

“Él no se quería entregar a las autoridades, ni la abuela lo quería entregar, después dos amigos de él lo sacaron afuera y ahí lo entregaron a la autoridad”, denunció el mismo primo del niño fallecido.

PortadasEl supuesto asesino del niño de Guaimaca estaría queriendo evadir la justicia

Hoy en Deportes