25.4 C
Honduras
martes, febrero 27, 2024

E-EVOLUCIÓN: Construcción de represas para controlar las inundaciones en el Valle de Sula

Mirna Isabel Rivera
[email protected] 

La Región del Valle de Sula (RVS) es el principal aportante del Producto Interno Bruto (PIB) de Honduras, es una zona donde se cultivan productos agrícolas de exportación y ganadería. Asimismo, en esta región está localizado el sector maquilador y textil, un pilar importante de la economía nacional.

La RVS está conformada por 18 municipios, bendecida con dos importantes cuencas, la del río Ulúa y la del río Chamelecón, que en época de lluvias y huracanes inundan importantes zonas productivas y poblados.

La tormenta tropical Eta y el huracán Iota afectaron severamente, principalmente, a los departamentos de Cortés y Yoro, ambos ocurrieron en el mes de noviembre de 2020, en plena crisis sanitaria por la COVID-19.  Según datos de la CEPAL (2021), se estima que el costo total de los efectos es de 52,099 millones de lempiras, el impacto en la actividad económica es 0.8 puntos porcentuales del PIB en 2020 y 0.3 puntos porcentuales del PIB en 2021.

La lección no se aprendió con la destrucción que dejaron Eta y Iota,  el problema continúa, las principales ciudades que conforman el Valle de Sula, San Pedro Sula, Villanueva, Choloma, y El Progreso, consideradas motor de la economía nacional, son afectadas por inundaciones, situación que podría mitigarse si se escuchara la voz de los expertos, que desde hace más de 20 años han venido alertando sobre la importancia de construir represas de usos múltiples para la contención y control de inundaciones, generar energía hidroeléctrica, riego y abastecer de agua potable. Existen decretos aprobados y publicados en La Gaceta desde el año 2015, para iniciar la construcción de la represa de El Tablón, pero ningún proyecto se ha ejecutado hasta la fecha.

En el mes de septiembre de este año, sonó nuevamente la alarma para evacuar los municipios afectados, los medios de comunicación y las redes sociales, presentaron imágenes de los habitantes de estos sectores saliendo en sus vehículos, desesperados en busca de albergues, otros hicieron de las medianas y orillas de los bulevares su refugio, construyendo tiendas de campaña de plástico. La historia parece repetirse de manera más recurrente, los bordos de contención no han recibido el mantenimiento adecuado, se quejan algunos afectados.

En medio de la actual emergencia nacional y la alerta roja decretada en algunos municipios de la RVS, la primera mujer presidente de Honduras, Xiomara Castro, se comprometió públicamente a construir en su Gobierno las represas El Tablón sobre el río Chamelecón y los Llanitos y Jicatuyo en el río el Ulúa, así evitar repetir el drama que viven millones de personas afectadas por estos fenómenos naturales, que dejan al sector productivo severamente dañado.

El nuevo Gobierno de la República tiene el reto de cumplir con esta promesa que, por décadas, se les ha hecho a los habitantes de la RVS y al sector productivo de esa zona. Es tiempo de invertir en obras que beneficiarán a la región más rentable de Honduras. El problema de las inundaciones tiene solución en el corto y mediano plazo, lo que ha faltado es voluntad política y el deseo de hacer las cosas bien.

 

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: