20.6 C
Honduras
lunes, marzo 4, 2024

AUTOCUIDADO ESPIRITUAL E INTELECTUAL

Semanas anteriores hemos identificado que el autocuidado es fundamental para mantener la salud mental, se recomendó la autoexploración de pensamientos y llevar a cabo una lista de actividades para cuidarnos, física, social y emocionalmente.

Esta semana nos enfocamos en aplicar en nuestra vida diaria el autocuidado espiritual e intelectual, promoviendo el desarrollo de actividades para generar bienestar, trabajaremos el autocuidado físico y social

AUTOCUIDADO INTELECTUAL. Se trata de atender nuestro intelecto, consiste en ejercitar nuestra mente, encontrar ideas nuevas que pueda ir a favor o en contra de nuestro pensar para generar un debate y un pensamiento crítico. Es estimular nuestra creatividad utilizando estrategias que generen nuevas conexiones mentales en nuestras neuronas.

AUTOCUIDADO ESPIRITUAL. Consiste en conectar con tus valores, con tu esencia, con esa consciencia interna, con la voz de tu alma y la intuición personal. Es relacionarse con quién eres en tu interior y establecer esa conexión con Dios o con lo que tú creas a nivel espiritual. Esta conexión nos ayuda a entender que no estamos solos y a gestionar efectivamente nuestras emociones.

En esta semana aplica por lo menos 7 de las siguientes recomendaciones.

1.  Leer un libro de tu preferencia, aprende poesía.

2.  Escuchar podcast de tu interés, ya sea científico, inteligencia artificial, finanzas, testimonios de vida, etc.

3.  Aprender a hacer algo nuevo, algo sencillo, hacer formulas en Excel, aprender algún programa nuevo, verificar cómo tomar mejores fotos, aprender palabras en otro idioma, usar cubo Rubik, etc.

4.  Desarrollar la creatividad por medio del arte, música, encontrando nuevas soluciones para resolver algo, etc.

5.  Hacer sopas de letras, crucigramas, sudoku, mándalas.

6.  Ver en YouTube vídeos que tengan información de cultura general, biografías, biología, etc.

7.  Puedes en la semana, llevar una lista de gratitud.

8.  Establecer y cumplir un devocional en la semana.

9.  Hacer uso de afirmaciones matutinas o memorizar versículos de promesas de Dios para tu vida.

10.          Pasar un tiempo en la naturaleza, jardines, senderos, montañas, para reflexionar, orar, respirar, escuchar música o simplemente estar a solas.

11.          Asistir a un servicio religioso, culto o a un voluntariado de sentido humanístico.

12.          Hacer una rutina de ejercicios de ‘mindfulness’ o de gimnasia cerebral.

Esperamos que esta semana te sientas motivado para aplicar alguno de estos consejos y que recuerdes que el mundo no se derrumba si tú te detienes un momento a cuidar de ti mismo, porque el que cuida, debe cuidarse. Atendernos es la mejor manera de alcanzar los objetivos mientras se hace todo lo posible por vivir con plenitud el camino. Recuerda que la meta es el camino, te recomiendo que esta semana leas un poema, Itaca de Kavafis.

Si tienes algo por compartir con nosotros escribe a [email protected]

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: