26 C
Honduras
miércoles, julio 24, 2024

USTED Y LOS APELLIDOS VASCOS

Hace unos días, una amiga residente en Canadá visitó el médico y, como es lógico, al ingresar en la consulta, éste procedió a preguntarle su nombre, ante la rutinaria pregunta, respondió “me llamo María Aguirre Zúñiga” …El médico, sorprendido, levantando las cejas por encima de sus gafas le dice: ¡es usted vasca!, su familia ¿de dónde es? Ella responde… de Honduras, a lo que el médico replica perdón, pero… “usted es vasca”. El médico, un buen hombre de Bilbao, obligó a mi amiga a indagar en sus ancestros y a mí, a escribir algo sobre este tema de interés común.

¿Quiénes son los vascos? Los vascos son un pueblo que habita en el norte de España y el sur de Francia, con una cultura, una lengua y una historia propias. Son descendientes del pueblo vascón (actual Navarra) el país vasco es una comunidad autónoma de España formado por las provincias de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, su capital es Vitoria. Sobre el país vasco francés hablaremos en otra ocasión.

Con Cristóbal Colón viajaron los primeros vascos a América: “Juan de la Cosa”, también conocido como Juan el Vizcaíno, era armador y el maestre de la nao capitana “La Santa María”, Juan de Lequeitio contramaestre; Domingo de Lequeitio, contramaestre; Domingo de Achía de Ispáster, Tonelero; Martín de Urtubia, grumete; Lope de Erandio, calafate; Diego de Arana, era cordobés y descendiente de vascos, también Pedro Bilbao y Juan de Urtubia. Las otras dos carabelas eran de origen andaluz. En La Niña, venía como tripulación capitán Vicente Yáñez Pinzón, Pedro de Ledesma, Juan Martín de Azoque marinero de Deva, y Juan Ruiz de la Peña, marinero vizcaíno, Pedro Arraes y Juan Arraes padre e hijo, este último sería luego carpintero en el segundo viaje de Colón. En La Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón, viajaban Oier de Verástegui, Domingo de Bermeo, Francisco de Vergara y Juan Pérez Vizcaíno, calafate. La mayoría de los tripulantes del primer viaje de Colón eran andaluces, siendo los vascos la minoría más numerosa. Los vascos siempre han sido grandes marineros, migrantes y aventureros.

En el año de 1522 acontece la primera vuelta al mundo por Juan Sebastián Elcano. El guipuzcoano de Guetaria completó la circunnavegación del globo terráqueo tras la muerte de Fernando de Magallanes quedando al mando de la expedición, en las Islas de las Especias. Siguiendo el ejemplo de Elcano, las futuras expediciones que vinieron a Nueva España nos trajeron más vascos.

Unos años más tarde, en 1527, se estableció el fuero nuevo de Vizcaya en donde a los vizcaínos y guipuzcoanos se les reconoció la hidalguía universal, es decir, son nobles por sangre y tienen el derecho de portar armas y un puesto de preferencia en la sociedad estamental de la edad media. Los vascos a partir de este momento ocuparán puestos clave en el reino. Ese mismo año, Juan de Zumárraga fue nombrado primer arzobispo de México y protector de los indígenas…. Con la creación del Virreinato de la Nueva España (1535 a 1821) los migrantes vascos y sus apellidos no dejarían de llegar.  Algunos vascos incluso llegaron a ser virreyes de Nueva España como Baltazar de Zúñiga y Guzmán, José de Iturrigaray y Gaspar de Zúñiga entre otros.

En la conformación de los apellidos vascos se suelen distinguir apellidos patronímicos y no patronímicos. Los patronímicos como Aluariz (probablemente Alvariz, hijo de Alvar, ya que en aquellos días ‘u’ y ‘v’ eran indistinguibles), Obecoz o Garcez se encuentran entre los más antiguos, remontándose al siglo X. Los patronímicos son, con diferencia, los apellidos más comunes en toda la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra.

 

Los apellidos no patronímicos son a menudo toponímicos que se refieren a la “etxea” es decir, la casa familiar, una granja (basarri) históricamente importante. También se refieren a la ocupación del jefe de la familia, como Olaberria (nuevo herrero) o Salaberria (nueva granja agricultor) o podían describir dónde estaba su hogar, como Elizondo (junto a la iglesia). En Euskal Herria (país vasco o Vasconia) los apellidos empezaron a emplearse sobre el siglo XVI en gran medida, gracias a los registros de bautizos de la Iglesia católica, pero su uso se generalizó, a partir del siglo XVII cuando el apellido de la familia lo daba el caserío.

Según la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia), los apellidos vascos más frecuentes son los siguientes: García (Gartzia), Rodríguez (Rodrígitz), González (Gonzalitz), Fernández (Fernanditz), Martínez (Martinitz), Sánchez (Sanxitz), Pérez (Periz), Gómez (Gomitz), Jiménez (Ximenez, Ximenintz), Ruiz (Ruitz), etc… ¡seguro usted está sorprendido! Yo también, es lógico, porque estamos habituados a la grafía castellana y no al euskera.

Ahora bien, lo que la mayoría de gente entiende por apellidos vascos son aquellos apellidos que tienen grafía en euskera y en palabras del filólogo Mikel Gorrotxategi, los apellidos vascos con grafía en euskera más comunes en Euskal Herria son: Etxebarri, Etxeberri y Agirre. Muchos apellidos vascos provienen de nombres de árboles, entre otros: De agin (tejo), tenemos: Aguinaga, Aginalde, Aginiga, etc. Otro sufijo común es “eta”, que indica abundancia: Mendieta (montes), lraeta (helechal), Zabaleta (los llanos), etc. También hay apellidos vascos que provienen de nombres de sitios, por ejemplo: Arbizu, Bilbao, Buztintze, Elizondo, Iriarte, Iribarren, Irigibel, Irigoien, Iriondo, Lazkano, Uribarren, Zubiri, etc. O de nombres de baserriak (caseríos vascos): Etxeberria, Karlosena, Mitxelena, Pedroarena, Salaberria, Xoraxuria… o atributo físico como Garai (alto) ¡Hay muchos más apellidos vascos! ¡Gora Vizcaya!

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: