25.4 C
Honduras
jueves, julio 18, 2024

Un acorralado Putin amenaza con represalias nucleares

UN AÑO DESPUES DE LA INVASIÓN RUSA A UCRANIA

Análisis de Jacobo Goldstein (JG) y Alberto García Marrder (AGM), en un MANO A MANO PERIODÍSTICO DE ALTO CALIBRE. Especial para El País en San Pedro Sula, La Tribuna y Proceso Digital en Tegucigalpa.

AGM: Jacobo, estarás de acuerdo conmigo que el viaje inesperado y sorpresivo del presidente norteamericano, Joe Biden, a Kiev es de un tremendo simbolismo y de un gran impacto en la guerra de Ucrania, que acaba de cumplir un año el pasado 24 de febrero.

JG: Fue un acto sumamente simbólico y necesario, en momentos en que Vladímir Putin se está viendo acorralado y por ello está aumentando el número de tropas para que vayan al campo de batalla. Biden le informó personalmente a Voloíimir Zelenski su permanente y continuo apoyo. Y le dijo que Estados Unidos está agregando 500 millones de dólares más a los billones que ya ha dado en equipo militar y para la economía de esa nación, que ha sufrido los enormes cargos y costos por la invasión rusa.

JG: Hay un grupo de extremistas republicanos en el Congreso norteamericano que quieren que Biden deje de sufragar los gastos de la guerra en Ucrania y dicen que ese dinero y esas armas sería mejor que ese queden en el país. Estos congresistas no son mayoría, pero sí tienen influencia y pueden crearle problemas políticos a Biden. Y si los jefes republicanos no frenan a esos insurgentes, que tienen mucho acceso a los extremistas de este país, que son numerosos.

AGM:  Creo que lo más serio y peligroso ahora es que volvemos a la “guerra fría”, y el conflicto de Ucrania es ya una confrontación entre Rusia y Estados Unidos, a raíz del paranoico y amenazador discurso de Putin donde anunció la suspensión del Tratado de No Proliferación Nuclear NEW START III con Estados Unidos.

JG: Putin ya no halla qué hacer y está buscando apoyo financiero y de armas de parte de  China y de otros países con los que Moscú mantiene buenas relaciones. Washington le ha advertido a Pekín que no vería con buenos ojos esa ayuda a Rusia de China y de los otros países.

GM: Da la sensación, colega, que Putin, ya como última baza ante el poco avance de sus tropas en el este de Ucrania, podría recurrir a un ataque nuclear “táctico”, de impacto pequeño.  Pero aun así, la nube radioactiva llegaría a su territorio fronterizo.

 JG: Cualquier paso bélico nuclear de Rusia en cuanto a Ucrania tendría que ser contestado firmemente por Estados Unidos, y eso puede traer graves consecuencias. Pero Putin sabe que si el termina saliendo como el perdedor de su invasión a Ucrania, su poder se vendría abajo y por eso está buscando afanosamente alguna salida que no le haga verse débil e indeciso. Ya el rendimiento de su Ejército lo ha dejado mal parado ante el mundo y ante su propio pueblo.

AGM: La verdad es que Putin ya aburre con utilizar la amenaza nuclear ante su evidente incapacidad de una guerra convencional y el mundo occidental ya no tiene el miedo de antes, aunque sí preocupación. El líder ruso está volviendo a los tiempos amenazantes de la exUnión Soviética. Las grandes potencias pueden perder guerras, sin recurrir a sus armas nucleares (como Estados Unidos en Vietnam y la Unión Soviética en Afganistán, antes de autodestruirse). Lo que pasa ahora es que si Rusia pierde en Ucrania, es Putin quien corre peligro por su vida.

AGM: ¿Cómo lo ves, Jacobo?

JG:  Veo que la situación es compleja. El plan de China para que cese la guerra en Ucrania no tiene que favorecer a Putin, pues por eso es  que Ucrania jamás daría su visto bueno, y tampoco veo un plan que dañe la imagen de Putin, no lo que acepte el mandatario ruso. Putin sigue creyendo que si las cosas bélicas duran, los países occidentales se cansarán y dejarán de darle dinero y apoyo a Ucrania. Pero Biden ha logrado fuerte apoyo de parte de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Polonia y de la OTAN. Así que esa guerra puede durar muchos años más. A Putin también le gustaría que Donald Trump gane las elecciones del año entrante, pues se lleva mejor con él que con Biden.

LEA TAMBIÉN: La OMC dice que el comercio global sufrió menos de lo esperado por la guerra en Ucrania

AGM:  Hay otra vertiente peligrosa: si China decide suministrar armamento a Rusia, ignorando las advertencias de Estados Unidos, ¿este conflicto sería ya global?

JG: No veo que el apoyo de armas y de fondos de China a Putin le ayude económicamente a Xi Jinping. que de por sí es el presidente vitalicio de esa nación de la segunda potencial mundial, casi a la par de Estados Unidos, económica y militarmente. China no ganaría mucho en la parte comercial, pues tiene un enorme mercado para todos sus productos. Veremos qué pasa, pero la situación actual sobre Ucrania nos tiene a todos pendientes de lo que podría sobrevenir si no se encuentra una solución adecuada.

AGM:  Me hago eco de una lista de los efectos que ha tenido en el mundo la guerra de Ucrania.  Y es de la agencia de noticias Associated Press (AP):

1- Es una guerra que ha cambiado todos los conceptos militares:  los drones son ahora más valiosos que los tanques. Y ha causado ya mas de 120,00 muertos y heridos en las fuerzas rusas y cerca de 100,000 en las ucranianas.

2- Ha reforzado y ha unido a las alianzas: la Unión Europea (UE) y la Alianza Atlántica (OTAN), ante la invasión rusa.

3- Ha creado una nueva “Cortina de Hierra” y ha convertido a Vladimir Putin en un “paria internacional”. (Aislado y paranoico, añado yo).

4-  Está afectando a muchas economías mundiales por el alza del coste de la energía y el desbarajuste en el comercio mundial. (Y añado: la cesta de la compra ha aumentado en todos los supermercados del mundo.)

5-  Está creando una alerta mundial a la amenaza nuclear, como advierte sin cesar el líder ruso. (Como única baza que le queda, ante su fracaso militar convencional. La toma de Kiev, se iba lograr en tres días y ya entramos en el segundo año sin que un tanque ruso entre a esa capital).

 

 

 

 

HondurasUn acorralado Putin amenaza con represalias nucleares

Hoy en Deportes