18.9 C
Honduras
sábado, julio 20, 2024

¿Qué está pasando en Haití? Pánico y estallido de violencia

Una ola de violencia impulsada por pandillas escaló el jueves 7 de marzo. Las bandas criminales volvieron a generar el caos en las calles de Haití.

La violencia escaló el jueves en medio de una jornada de protestas en la que miles exigieron la renuncia del primer ministro Ariel Henry, que permanece fuera del país.

Además, en medio de la extensión del estado de emergencia en el departamento Oeste, al que pertenece Puerto Príncipe, por cerca de un mes, y el toque de queda, al menos hasta el 11 de marzo, con el fin de “retomar el control de la situación”.

Ante la ausencia de Henry, la extensión de la medida de emergencia fue decretada por el primer ministro interino, Patrick Michel Boivert, y se prolongará al menos hasta el próximo 3 de abril.

La noche del viernes, un grupo de pandilleros la emprendió a tiros a las puertas del Palacio Nacional e intentó prender fuego a la sede del Ministerio del Interior, donde finalmente los agentes lograron contener la revuelta.

Ayuda Internacional

hay dos entidades que tienen poder en Haití, las bandas y la comunidad internacional. Cualquier grupo político que quiera el poder y que no logre legitimidad ante ellas dos, no podrá hacer nada”, explica el economista y sociólogo haitiano Joseph Harold Pierre.

Una eventual ayuda extranjera es la comidilla estos días en Haití. Desde hace meses, Naciones Unidas trata de cerrar el envío de una misión de apoyo policial al país.

Haití, es un país con 11 millones de habitantes, y cuenta con menos de 10.000 policías.

Kenia levantó la mano para liderarla y se comprometió a mandar al menos a 1.000 agentes. Otras naciones, como España, también han ofrecido apoyo humano y material, todo bajo el paraguas financiero de Estados Unidos, que ha prometido una inversión logística de 200 millones de dólares.

Lea También: El líder de una pandilla en Haití amenaza con una guerra civil y matar al presidente

Las bandas criminales, se cuentan por decenas en Puerto Príncipe, con liderazgos y alianzas cambiantes, a las que les incomoda la llegada de una misión internacional.

Caribbean Port Services, el operador del principal puerto de Haití, informó que se vio forzado a cerrar el establecimiento de forma indefinida.

Un primer ministro acorralado

La figura de Ariel Henry encarna buena parte del caos en Haití. El primer ministro en funciones no ha podido volver al país. Su vuelo de regreso desde Kenia aterrizó en Puerto Rico, donde aguarda una solución a la crisis.

Una fuente que conoce la situación política en la capital señala que los grupos criminales tienen en la mira el aeropuerto precisamente por él.

No quieren que las aerolíneas vuelvan a funcionar para evitar la vuelta de Henry y precipitar así su renuncia.

Haití no celebra elecciones desde de 2016 y las bandas empezaron a buscar recursos en otro lado. Desde entonces, la extorsión y el secuestro se han convertido en sus actividades principales.

Noticias Internacionales¿Qué está pasando en Haití? Pánico y estallido de violencia

Hoy en Deportes