29.5 C
Honduras
lunes, febrero 26, 2024

Personajes que trascienden

La semana pasada llegó “Napoleón” a todas las salas de cine del mundo, su estreno se hizo de manera simultánea en varios países, como se acostumbra de un tiempo para acá con esas grandes producciones cinematográficas. En lo particular la esperaba con ansias porque me gusta mucho la historia de este peculiar personaje que ha pasado a la historia por la manera tan magistral en la que manejó ejércitos de miles de hombres, adjudicándose importantes triunfos en batallas que tenían como propósito principal ganar territorios estratégicos para Francia, así como hinchar el nada pequeño ego del señor Bonaparte. Aproximadamente dos meses antes, tomé del librero una biografía suya que tengo desde hace ya muchos años para releerla y entender mejor el filme, pero lo que pude entender es lo que ya se desde siempre que, cuando se trata de películas con contenido histórico o basadas en libros, no se debe tener mayores expectativas ya que por lo general vamos a sentir que la historia contada en la pantalla se queda corta comparada con la que hemos leído. Sin embargo, creo que estuvo muy bien hecha, seguramente Ridley Scott, su director, se llevará muchos premios por esta obra, así como todo su equipo de trabajo.
Si tuviera que reprocharle algo a la cinta sería el hecho de que no se le hizo justicia a Josephine de Beauharnais, el gran amor de Napoleón, ya que la hicieron aparecer como una mujer frívola sin mayores cualidades propias. Como alguien que vivió a la sombra del emperador francés, nada más alejado de la realidad; Josefina fue desde el principio un espíritu libre y fuerte. Luego de quedar viuda de un importante personaje y padre de sus dos hijos, se las arregló muy bien para sobrevivir en medio de la revolución francesa que fue, como ya todos sabemos, caótica y sangrienta. Desde que comenzó su romance con el incipiente militar, se dedicó en cuerpo y alma a su matrimonio, a ayudarle a su marido no solo con sabios consejos ya que ella conocía muy bien cómo funcionaba la sociedad parisina de ese entonces sino también a relacionarse con los más altos funcionarios y aristócratas de aquella ciudad a quienes ella frecuentaba desde siempre. Fue su amiga, su confidente y la motivación para que el gran estratega no perdiera la calma en medio de aquellas terribles batallas que comandó y ganó (en su mayoría). Las ardientes cartas que ambos se enviaban son muy famosas. Mantuvieron un tórrido romance desde el principio y solo terminó por el hecho de que ella no podía darle el heredero que él tenía que dejar en su lugar cuando fuera necesario hacerlo. Se separaron enamorados y así murieron.

Nada de esto se refleja en la crónica de Scott, por lo tanto, alguien que nunca ha leído nada de este tema no entendería el porqué del comportamiento de Napoleón cuando de Josefina se trataba, el porqué de su debilidad por ella.
No deja de impresionarme las cosas que la gente ha llegado a sacrificar por patriotismo. En este caso Francia exigía un heredero, alguien tenía que sacrificarse.
Tampoco dejo de admirar lo que la constancia, obstinación y ambición pueden lograr cuando están dentro del sistema de una persona que pareciera haber nacido con un destino escrito, con el que llega a cumplir a cabalidad.
Esas personas que logran trascender a su momento y a su tiempo, tanto así que varios siglos después de su muerte se sigue hablando de ellos con tanta admiración y respeto.

Emy James
Emy James
Emy James, psicóloga y Máster en Educación, escritora a nivel profesional. Trabaja en teatro y radio y es también docente.
- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: