30.3 C
Honduras
domingo, mayo 19, 2024

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Daniel Goleman, es un psicólogo, periodista y escritor estadounidense que en 1995 escribió un libro llamado Inteligencia Emocional; Goleman considera que “todas las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a actuar, programas de reacción automática con los que nos ha dotado la evolución” y plantea que las emociones son poderosas y lograr dominarlas es el fin de la inteligencia emocional. Es la capacidad que tenemos para saber expresar, gestionar y aceptar nuestras emociones y las de los demás.

Las personas que tienen una buena inteligencia emocional destacan por saber gestionar muy bien los problemas interpersonales, por supuesto, evitan a toda costa que las relaciones afectivas se vuelvan desgastantes; una persona con alta capacidad de gestión emocional entenderá cuándo es el momento de cortar una relación antes de que una ruptura se vuelva traumática.

Las personas que carecen de inteligencia emocional suelen:

Evitar comunicar lo que sienten.

Se les dificulta expresar sus deseos, su malestar, abrirse a platicar. Usan mucho palabras vagas y no centrales para decir algo, no logran plantear las cosas por temor, vergüenza, frustración y prefieren callar.

Pensamiento crítico

No se tienen paciencia, se autocritican de manera regular, no les gusta sentir emociones que consideran débiles o malas, como la tristeza, miedo, tienen baja tolerancia a la frustración, en varios casos hay baja autoestima y se autosabotea en las decisiones o proyectos que se ha planteado.

Bloquea sus emociones

Siempre creen que todo lo malo que sienten debe resolverse cuanto antes o simplemente no sentirlo. Generalmente le restan importancia, aunque en el fondo saben que les ha generado mucho malestar. No se toman el tiempo para analizar las cosas y toman decisiones a la carrera e impulsivas.

Creen tener la razón siempre.

Generalmente tienen un pensamiento polarizado, consideran que son víctimas o totalmente culpables, se desgastan mentalmente considerando que siempre salen heridos o que siempre provocan malestar, viven en esa ambivalencia de estar en cada extremo.

No logran entender cómo se sienten los demás.

Irónicamente ellos se sienten incomprendidos y consideran que los demás no se esfuerzan lo suficiente por comprenderles y se molestan por ello. Pero ellos hacen exactamente lo mismo, pero no lo consideran así y trasladan la culpa a los demás.

Consideran que los demás son débiles.

Solamente porque ven que los demás prestan atención a las emociones que ellos consideran “débiles” o negativas, siempre cuestionan o invalidan la emoción de los demás.

Tendencia a explotar.

De tanto bloqueo emocional, pueden llegar a explotar por cosas sencillas que no necesariamente requieren ser resueltas con coraje, gritos o malos tratos, pero ellos están desbordados.

La inteligencia emocional es fundamental para cada ser humano, te invito a analizar si tienes alguna de estas características. Y si tienes algo más que comentar sobre el tema, escríbenos a [email protected]

 

- Publicidad -spot_img

Más en Opinión: