22.7 C
Honduras
sábado, julio 20, 2024

Formal procesamiento a cuatro policías vinculados a muerte de aficionado del Real España

Tegucigalpa. La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) notificó la resolución de la Corte de Apelaciones de lo Penal de San Pedro Sula que ratifica el auto de formal procesamiento logrado en contra de cuatro policías presuntamente involucrados en la muerte violenta del aficionado del Real España, Wilson Ariel Pérez Hernández.

Los procesados son: el subcomisario de policía, Carlos Roberto Escobar Mejía por los delitos de asesinato, tortura y simulación de infracción inexistente.

Asimismo, el subinspector de policía, Luis Armando Sauceda Santos, por el delito de encubrimiento de asesinato.

También, el agente de investigación Bayron Patricio Zelaya Gálvez por los delitos de encubrimiento de asesinato y encubrimiento de tortura.

Por último, la agente Chelssi Patricia Sandres Hernández por el delito de falsificación de documentos públicos (elaboración de reporte de una denuncia falsa).

A Escobar se le decretó prisión preventiva y a los demás, el juez mantuvo las medidas sustitutivas impuestas desde la audiencia de declaración de imputado.

En el caso del subcomisario de policía, el Ministerio Público apeló un sobreseimiento provisional que se le había otorgado por el delito de falsificación de documentos públicos.

Mismo que revoco la Corte de Apelaciones, ordenando que le decrete igualmente un auto de formal procesamiento por dicho ilícito penal.

Recuento de hechos

Las diligencias efectuadas por agentes de delitos contra la vida de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y fiscales de la Sección de Investigación de Muertes Cometidas por Miembros de los Cuerpos de Defensa y/o Seguridad, Orden Público del Estado concluyen que el día 31 de mayo de 2022 dos equipos de policías asignados a la extinta Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) se dirigieron a la colonia Nueva Esperanza de San Pedro Sula.

Según informes, ingresaron a la vivienda donde estaba la víctima, quien al ver la presencia de las autoridades salió en veloz carrera por uno de los bordos del río Piedras.

Mientras los uniformados realizaban disparos con armas de fuego donde uno de los proyectiles impactó en la espalda del aficionado cayendo sobre la acera.

Por lo que los policías lo subieron a la paila del vehículo tipo pick up en el que se conducían, ahí lo sometieron y lo torturaron.

Luego lo trasladaron al hospital Mario Catarino Rivas, donde murió.

La autopsia determinó que la causa de muerte de Wilson, fue una herida por arma de fuego con laceración pulmonar derecha.

Se logró acreditar, el arma de fuego encontrada en la escena del crimen por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) corresponde a una pistola, marca Girsan, serie T6368-11 G 00020.

Sumado a ello, en las inspecciones practicadas se recolectaron dos casquillos metálicos cerca del lugar donde recibió el disparo Wilson Ariel.

Asimismo, balísticamente compararon los casquillos, el dictamen concluyó que estos fueron percutidos por el arma decomisada en 2020.

Lea también: Enfrentamiento entre barras de Marathón y Real España deja una menor muerta

Cabe destacar que, para la investigación se tomaron parámetros en base al Protocolo de Minnesota sobre la Investigación de Muertes Potencialmente Ilícitas.

 

Sucesos de HondurasFormal procesamiento a cuatro policías vinculados a muerte de aficionado del Real...

Hoy en Deportes