18.8 C
Honduras
domingo, julio 21, 2024

“Dormimos en una galera porque lo perdimos todo en incendio”

Tratan de levantarse de las cenizas: esta familia pobre pide la ayuda de la alcaldía y de ciudadanos para construir sus viviendas.

SAN PEDRO SULA. La familia Pineda Alvarado busca levantarse de las cenizas, luego que sus pequeñas casas agarraran fuego y quedaran sin un techo digno.

El pasado jueves 25 de agosto quedará grabado tristemente en la memoria de esta humilde familia, quienes vieron cómo sus pertenencias eran consumidas por las fuertes llamas. Ellos residen en el bordo de Los Naranjos, sector de la aldea El Carmen.

Muy afanada, retirando los escombros estaba la joven Kerly Jessenia Pineda, junto a sus padres Constantino Pineda y doña Amparo de Jesús Alvarado. Ellos contaron a Diario EL PAÍS que no pudieron sacar nada porque el fuego se extendió en todo el lugar e hizo que quedaran prácticamente en la calle.

“Se quemaron cuatro viviendas, todas de una misma familia. Yo perdí mi casa en donde vivía con mis tres hijos, de 10 y unos gemelos de 3 años. En las otras casitas vivían mi padres y hermanos”, dijo la muchacha mientras mostraba dónde estaba ubicada su pequeña morada.

Lea también: Honduras: Inauguran biojardinera para proteger un río en SPS

Aún desconocen qué ocasionó el incendio, pero mencionaron que es primera vez que les ocurre algo así.

Recordó que, en el momento del incendio, ella estaba trabajando en la maquila y cuando llegó a su vivienda se enteró de lo ocurrido.

Desde que ellos perdieron sus hogares, les ha tocado dormir en la casa de una vecina, sin embargo, otros días tienen que descansar debajo de una pequeña galera de madera que también les sirve para cocinar sus alimentos.

“Dormimos en una galera porque lo perdimos todo en el incendio. Ahí nos acomodamos todos en un mueble viejo”, sostuvo Kerly Jessenia, de 31 años.

PIDEN AYUDA

Ella y su familia aprovecharon el espacio, para solicitar ayuda a la alcaldía sampedrana, empresas o ciudadanos para que les donen materiales como madera, láminas, cemento, canaletas y otros insumos necesarios para poder construir sus casas, ya que no tienen el dinero para lograrlo.

“Ocupamos todos esos materiales para levantar nuestra casa ya que es lo que más nos urge. Mi casita era de madera y no nos dio tiempo ni de sacar los documentos importantes”, recordó la joven madre.

Otra de las viviendas que quedó en cenizas es la de sus padres, quienes tienen más de 30 años de residir en este sector.

Don Constantino dijo que están batallando para ver si pueden volver a construir su casa que estaba hecha de madera y láminas.

Con mucha impotencia, señaló cómo quedaron sus cosas, pero manifestó que “ahora nos toca ser fuertes y salir de esto. No sacamos nada. En las cuatro casas vivíamos más de 12 personas”.

A sus 64 años, él no tiene un trabajo permanente, pero manifestó que trabaja de lo que le salga para ganarse un par de lempiras y llevar el sustento a su casa.

Sobre la poca ayuda que han recibido, detalló que por el momento la alcaldía solo les ha llevado comida, “pero tenemos la esperanza que nos ayuden con más cosas”, declaró.

“Si alguien nos quiere ayudar con lo que tengan voluntad pueden llamarme al 9737-9076. Necesitamos materiales para volver a levantar nuestra casa”. Kerly Jessenia Pineda.
“Esto es triste perderlo todo. Ahora nos toca ver cómo hacemos otra vez la casita. Pedimos al alcalde Roberto Contreras que nos ayude”. Constantino Pineda.
Yo nunca había vivido una experiencia como la que viví ahorita, tengo 53 años y nunca había visto algo semejante. Yo pasé como tres días que no comía ni dormía”.
Amparo de Jesús Alvarado
Esta familia pobre pide a la alcaldía y ciudadanos que les donen materiales para volver a construir sus viviendas.
Ante la falta de una casa, ellos han dormido debajo de esta galera que también les sirve para preparar sus alimentos.
Temporales“Dormimos en una galera porque lo perdimos todo en incendio”

Hoy en Deportes