18.1 C
Honduras
lunes, abril 15, 2024

CorteIDH condena a Honduras por destitución ilegal de magistrados en 2012

San José. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó este lunes al Estado de Honduras por la destitución arbitraria e ilegal de 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional en 2012, luego de que emitieran fallos contrarios a proyectos de Gobierno del entonces presidente Porfirio Lobo.

La CorteIDH emitió este lunes una sentencia en la que declaró la responsabilidad internacional de Honduras por la “destitución arbitraria e ilegal” de José Antonio Gutiérrez Navas, José Francisco Ruiz Gaekel.

Asimismo, de Gustavo Enrique Bustillo Palma y Rosalinda Cruz Sequeira de sus cargos como magistrados de la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

El fallo indica que además, el Estado no garantizó el acceso a un recurso efectivo de defensa y que el Estado incumplió el deber de investigar las amenazas y hostigamiento que recibieron las víctimas de este caso, así como el deber de establecer medidas de protección.

El tribunal internacional determinó que el Estado es responsable por la violación al derecho a las garantías judiciales, al principio de legalidad.

Además, a los derechos políticos, a la protección judicial, al derecho al trabajo y a la integridad personal.

El caso se remonta a 2012 cuando los magistrados declararon como inconstitucionales iniciativas del Gobierno para crear las “ciudades modelo”.

Igualmente, para la “Ley de depuración policial”, lo que generó presiones y hostigamiento por parte de autoridades gubernamentales.

El Congreso creó una comisión especial para investigar el comportamiento de los magistrados el 10 de diciembre de 2012.

Al día siguiente emitió un informe y horas después, la madrugada del día 12, el Congreso destituyó a los magistrados sin permitirles defenderse.

Persecución y atentados

Los magistrados también relataron que tras su destitución sufrieron persecución, hostigamiento y atentados.

“La destitución de las víctimas constituyó un acto de desviación de poder que se llevó a cabo sin respetar las garantías judiciales, con el propósito de ejercer una presión externa sobre el Poder Judicial en violación a la independencia judicial”, indica la sentencia de la CorteIDH.

El fallo agrega que esa desviación de poder “tuvo por propósito, además, ejercer una presión externa sobre el Poder Judicial, modificando su configuración con el fin de garantizar su apoyo futuro a las decisiones impulsadas por el Poder Ejecutivo”.

Lea también: Diálogo para mostrar impacto de la LJT, recomienda la CCIT

En la sentencia notificada a las partes este lunes, la CorteIDH valoró el reconocimiento parcial de responsabilidad del Estado y ordenó una serie de medidas de reparación.

Entre estas medidas se destaca que el Estado debe hacer un acto público de reconocimiento de la responsabilidad, indemnizar a las víctimas y realizar cambios legislativos para evitar casos similares. EFE

HondurasCorteIDH condena a Honduras por destitución ilegal de magistrados en 2012

Hoy en Deportes