34.9 C
Honduras
lunes, mayo 20, 2024

Condenan a muerte a rapero en Irán

El rapero Toomaj Salehi (33), detenido por respaldar públicamente la oleada de manifestaciones desencadenadas por la muerte de una mujer de 22 años en custodia de las autoridades iraníes.

La víctima identificada como Mahsa Amini, miembro de una minoría kurda iraní, fue detenida por la Policía de la Moral.

De acuerdo a investigaciones por una supuesta infracción de las estrictas normas de vestimenta de las mujeres de la República Islámica.

Detención de Salehi

La detención de Salehi se produjo poco después de que brindara declaraciones en una entrevista muy crítica con el régimen a la Canadian Broadcasting Corporation.

“Nos enfrentamos a una mafia que está dispuesta a matar a toda la nación, con tal de conservar su poder, su dinero y sus armas”, declaró Salehi.

En principio la detención del rapero se considerada una desaparición forzada, tras la oficialización de su detención, apareció en un vídeo publicado el 2 de noviembre por medios de comunicación estatales iraníes.

El vídeo, de una supuesta confusión, mostraba las primeras imágenes de Salehi tras su arresto.

Asimismo, en él aparecía un hombre tatuado, con una camiseta negra sin mangas, sentado en el suelo, con los ojos vendados y aspecto ensangrentado y magullado.

Activistas de derechos humanos condenaron la grabación por considerarla una confesión forzada.

Numerosas detenciones de represión masiva

Salehi es una de las numerosas personalidades detenidas en el marco de la represión masiva.

Decenas de periodistas, abogados y personalidades de la sociedad civil y la cultura han sido arrestados como represión.

Salehi fue detenido inicialmente en octubre de 2022 tras hacer declaraciones públicas en apoyo de las protestas a escala nacional.

Y condenado en 2023 a seis años y tres meses de prisión, pero evitó la pena de muerte gracias a una sentencia del Tribunal Supremo.

“La sección 1 del Tribunal Revolucionario de Isfahan condenó a muerte a Salehi por el cargo de corrupción”, declaró el abogado de la cantante, Amir Raisian.

El tribunal, “en un movimiento sin precedentes, subrayó su independencia y no aplicó la sentencia del Tribunal Supremo”, dijo el abogado, añadiendo que “sin duda” recurrirá la sentencia.

El rapero Toomaj Salehi

Conflictos legales

“El hecho es que el veredicto del tribunal tiene claros conflictos legales. El Tribunal Supremo, como autoridad de apelación, había revisado el caso y emitido una resolución al tribunal inferior para eliminar los defectos de la sentencia”, dijo.

“La contradicción con la sentencia del Tribunal Supremo se considera la parte más importante y al mismo tiempo la más extraña de este fallo”, explicó.

El Tribunal Revolucionario había acusado a Salehi de “ayuda a la sedición, reunión y confabulación, propaganda contra el sistema y llamamiento a los disturbios”.

Salehi tras recobrar su libertad bajo fianza el 18 de noviembre, se le encontró supuestos “defectos en la sentencia inicial” de seis años de cárcel.

Las autoridades volvieron a detener al rapero Toomaj Salehi, en menos de dos semanas después.

Patrullas del hiyab 

Las acusaciones iniciales contra Salehi incluían difundir “mentiras en internet” y “propaganda contra el Estado”.

Así como incitar a la gente a la violencia y “haber formado y dirigido grupos ilegales con el objetivo de perturbar la seguridad en cooperación con un gobierno hostil” a Irán.

Otro cantante, Mehdi Yarrahi, que apoyaba el movimiento de protesta y criticaba las normas de vestimenta obligatorias para las mujeres, también condenado a un total de dos años y ocho meses de prisión.

En los meses de disturbios que siguieron a la muerte de Amini, el 16 de septiembre de 2022, murieron cientos de personas.

Las autoridades iraníes calificaron las protestas de “disturbios” y acusaron a los enemigos extranjeros de Teherán de fomentarlos.

Ejecutaron a nueve hombres en casos relacionados con las protestas, por homicidios y otros actos de violencia contra las fuerzas de seguridad.

Lea también: “No quedará nada” de Israel si Irán es atacado de nuevo, dice presidente iraní

Mujeres aparecen en público sin el código de vestimenta

Tras la muerte de Amini, un número creciente de mujeres empezaron a aparecer en público por todo el país sin respetar el código de vestimenta.

Hasta ese momento, la Policía de la Moral había mantenido un perfil bajo.

Sin embargo, desde el 13 de abril, la Policía iraní empezó a endurecer los controles sobre las mujeres que ignoran las normas.

Por lo que, desplegaron furgonetas patrulla en las principales plazas de Teherán, según los medios locales.

Los medios de comunicación informaron que la Policía de la capital había lanzado una campaña con el nombre en clave “Noor”, palabra persa que significa luz.

Esto, en su empeño por redoblar la represión contra quienes incumplen el código de vestimenta, conocido como hiyab.

El cual obliga a las mujeres a cubrirse el pelo y el cuerpo en espacios públicos.

En un esfuerzo por castigar a quienes infringen las leyes sobre el hiyab, las autoridades también han cerrado cafés y restaurantes donde aseguran no se respetaba el uso del hiyab.

Mahsa Amini, miembro de una minoría kurda iraní, detenida por la Policía de la Moral, por no usar el código de vestimenta correcto.
Noticias InternacionalesCondenan a muerte a rapero en Irán

Hoy en Deportes