19 C
Honduras
viernes, abril 19, 2024

Wilson Berrios: el padre hondureño lucha por darle un rostro nuevo a su hijo, desfigurado por un mortero

Fue un 11 de diciembre de 2019, cuando una mañana, personas sin escrúpulos, dejaron desfigurado el rostro de Wilson Junior, ese día le cambiaría la vida a su padre, Wilson José Berrios Hernández.

Don Wilson se ha dedicado en cuerpo y alma a recuperar la sonrisa de hijo, cuatro años luchando en contra viento y marea para darle una mejor calidad de vida a su retoño.

“Al inicio fue una experiencia muy difícil; no sabíamos cómo iba a evolucionar a su daño físico, pero también de salud mental”, empezó don Wilson diciendo en entrevista exclusiva para Elpais.hn

Don Berrios se cuestionó ese día del accidente de su hijo: ¿Cómo le haría con el costo de la reconstrucción de rostro?

El padre ejemplar mencionó a elpais.hn que el hospital de niños quemados y el hospital Escuela de Tegucigalpa le ayudaron en su primera fase de atención de Wilson junior.

Pero la desesperación de don Wilson y coraza de padre le llevaron a tocar puertas más allá de las fronteras de Honduras, específicamente en el hospital SHRINERS de Boston.

“El hospital de Boston, EEUU, ha reconstruido poco a poco la cara de mi niño; el doctor Branco Bojovic le ha mejorado la vida a Wilson, quien está volviendo a la normalidad,”  enfatizó Don Berrios.

Narrativa de Don Wilson:

Así era Wilson Berrios antes del accidente.

Desde que él sufrió esto, yo sabía que su vida no sería la misma, a horas de la exposición, llegando al hospital Escuela, yo no sabía si se le habían dañado sus dos ojos.

Pienso que mi pequeño solo estuvo en el lugar menos indicado, fue víctima de la polarización que había en ese tiempo en el país.

Lamentablemente, él tuvo que pasar para que la violencia con la que se manejan las protestas en Choluteca cambiara.

La venganza nunca se nos ha pasado por la mente, un día mi hijo fue citado a declarar en el juicio de un joven que estaba siendo señalado por ese hecho, y mi Wilson le dio la mano.

Me sentí orgulloso de mi hijo, porque no guarda rencor en su corazón.

El sufrimiento de los Wilson

Mi vida ha estado llena de sentimientos encontrados, con mucho dolor por verlo pasar por muchas operaciones, pero muy feliz por la fortaleza y el carácter que tiene para enfrentar dura prueba con valentía, paciencia y perseverancia.

A Wilson padre también le cambió la vida.

Cuando le sucedió eso a mi hijo, sentí que todo mi mundo se vino abajo, pensé lo primero, en renunciar a mi trabajo (Productor general de un canal de Choluteca) para poner un negocio propio que me permitiera acompañarlo siempre en este proceso.

Algo que si pudiera cambiar lo hago, es no exigirle tanta responsabilidad a mi hijo, y además, haber podido estar más tiempo libre con él en la infancia.

Cuando esto pasó, Wilsito me dijo en el hospital: Que estaba feliz que esto le hubiera pasado, porque ahora estaban juntos y más cerca de él. Esto me partió en dos el corazón.

Recuerdo que él estaba con sus ojos vendados, y yo le contaba las películas que “mirábamos”, yo lloraba al ver que él disfrutaba ese momento a pesar de lo que le había sucedido.

La última cirugía

Don Wilson indicó que está al 85% de la reconstrucción facial de su hijo, a la espera de la última cirugía (prótesis ocular y nasal) y algunas sesiones láser para corregir imperfecciones.

Wilson junior esperó dos años (de pandemia) después de cumplir 21 años para realizarse estas operaciones que están programas para finales de 2024.

Nueva vida

Para Wilson padre y su esposa Karen Sauceda les ha sonreído un poco la vida, han tenido mucho apoyo para que su hijo Wilsito, ahora de 22 años, pueda tener una mejor calidad de vida.

Don Wilson actualmente tiene su empresa productora de eventos y audiovisuales (Plublistar), y es corresponsal de Que hubo Chano TV, y su segunda esposa, madrastra de Wilson junior, quien ha sido soporte para ellos, es corresponsal de TN5 en Choluteca.

Hijo Wilson Celebrando el cumpleaños 46 a su padre don Wilson.

Por su parte, Wilson tiene 22 años de edad, estudia Ingeniería en Sistemas en la Universidad Católica de Honduras, lleva una vida normal, toca la guitarra, ayuda a su padre con el negocio familia y hasta novia tiene.

Prohibida la reproducción total o parcial de este texto sin previa autorización editorial de elpais.hn

Historias en El PaísWilson Berrios: el padre hondureño lucha por darle un rostro nuevo a...

Hoy en Deportes