25.4 C
Honduras
jueves, julio 18, 2024

Seguridad jurídica e infraestructura, claves para captar inversión extranjera

Los seis países de Centroamérica, desde Guatemala hasta Panamá, comparten políticas de incentivos fiscales dirigidas a la creación de zonas libres de comercio.

Además, a la actividad exportadora de bienes y servicios, incluyendo los “call-centers”; a la generación de energía eléctrica por medio de recursos no renovables, y al turismo.

Sin embargo, los que han tenido mayor éxito en acaparar las inversiones extranjeras son los de la parte sur del istmo, principalmente Costa Rica y Panamá.

De acuerdo con estudios del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), en los últimos años, Panamá y Costa Rica lograron captar alrededor del 62 por ciento del capital extranjero, mientras los otros cuatro países tuvieron que repartirse el resto.

Eso denota, según la entidad, que los incentivos no deben centrarse únicamente en la parte fiscal, sino que debe tomar en cuenta los fundamentos socioeconómicos de cada país.

Creando una marca país donde se destaquen las ventajas en infraestructura física y social, seguridad, justicia, estabilidad política y jurídica, solidez.

Asimismo, apertura de los mercados financieros. Aquí los países del CA-4 (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua) han quedado en deuda.

Adicionalmente, en Honduras desde hace un año se debate públicamente la Ley de Justicia Tributaria en un entorno que ha llegado hasta las amenazas de parte de algunos funcionarios y a las advertencias de daños a la economía por parte de representantes de la empresa privada.

Esto crea incertidumbre jurídica al modificar cada cierto tiempo las reglas para hacer negocios.

Zonas Libres, exportaciones y ‘call centers’

Las Zonas Francas o Zonas Libres, son áreas geográficas designadas dentro de los países de Centroamérica donde se aplican regímenes especiales de comercio e incentivos fiscales para atraer inversión extranjera, fomentar la actividad económica y el empleo.

Estos incentivos incluyen en los seis países la exención total o parcial del pago de impuestos a la importación de materias primas, insumos, maquinaria y equipos utilizados exclusivamente en las operaciones productivas y comerciales realizadas dentro de los límites de la zona franca.

Adicionalmente, los regímenes de zonas francas en la región ofrecen una exención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que es variable según el país durante un período determinado.

Por ejemplo, un término mínimo de 10 años, en el caso de Guatemala; de 20 años (prorrogables si se cumplen algunas condiciones) en Panamá; cerca de 50 años en El Salvador; y de forma permanente en Honduras.

En Nicaragua es del 100 por ciento en los primeros diez años y del 60 por ciento desde el undécimo en adelante. En Costa Rica los porcentajes son decrecientes en periodos que van desde los 8 a los 18 años.

En Costa Rica y El Salvador, la duración de la exención del ISR está sujeta a la ubicación geográfica específica de la inversión, ofreciendo mayores incentivos para aquellas empresas que se establezcan en zonas menos desarrolladas.

El ICEFI refiere que las actividades orientadas a promover las exportaciones y servicios, como los ‘call centers’, contemplan los mismos beneficios considerados para las zonas francas, por lo que en algunas naciones prácticamente su uso ha sido alternativo.

Según datos de la Asociación de Zonas Francas de las Américas (AZFA), en 2022 había más de 400 parques industriales de este tipo en Centroamérica, los cuales albergaban a más de 5,000 empresas que generaban casi 1 millón de empleos directos.

Los principales sectores representados en estas zonas incluyen la manufactura textil y de prendas de vestir, electrónica, dispositivos médicos, agroindustria y servicios de ‘outsourcing’.

Los gobiernos de la región han implementado las zonas francas como una estrategia para atraer inversión extranjera directa, generar empleo, diversificar sus economías y aumentar sus exportaciones.

Estos incentivos fiscales y aduaneros se complementan con infraestructura adecuada, mano de obra calificada y acceso preferencial a mercados internacionales a través de acuerdos comerciales.

No obstante, el éxito de las zonas francas también ha generado debates sobre temas como los derechos laborales, el impacto ambiental y la distribución equitativa de los beneficios de estas iniciativas.

Incentivos para la energía renovable

Los países del CA-4, Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, tienen leyes específicas que ofrecen incentivos fiscales a la generación de energía eléctrica con fuentes renovables.

Además, Costa Rica tiene lineamientos generales que benefician a productores de energía en general.

En el caso de los países del CA-4 permiten la exención de impuestos de importación para maquinaria y productos necesarios para el montaje de los proyectos, incluyendo el Impuesto al Valor Agregado (IVA, equivalente al Impuesto Sobre Ventas en Honduras).

En Nicaragua, las empresas gozan de una exención del ISR por un período máximo de 7 años.

La exención aplica tanto a los ingresos derivados directamente de la actividad de generación, como a los dividendos o utilidades que se distribuyan a los accionistas.

También están exentas del pago de todos los impuestos municipales durante 10 años, desgravables de forma escalonada.

En Honduras, la principal ventaja es una exención del ISR por un período de 10 años, siempre y cuando la capacidad instalada de la planta no supere los 50 megavatios.

Además, exonera el ISR en la contratación de servicios relacionados con estos proyectos.

En El Salvador, el periodo de exención del ISR es el mismo, de hasta 10 años, siempre que su capacidad instalada sea inferior a 10 megavatios, o de 5 años, si su capacidad se encuentra entre 10 y 20 megavatios.

En Guatemala, la exención de derechos de importación de maquinaria y productos para ejecutar el proyecto tiene una vigencia de diez años, que incluye el periodo de pre inversión y construcción.

También otorga diez años de exención del pago del ISR y del Impuesto a las Empresas Mercantiles y Agropecuarias, contados a partir de la Fecha de Inicio de Entrega del proyecto (FIE).

Cuatro países de Centroamérica mantienen incentivos fiscales al turismo.

Ventajas para el turismo

El turismo es un rubro prioritario en Centroamérica, al grado de convertirse en una importante fuente de ingresos y creación de empleo.

Panamá, Costa Rica, Nicaragua y Honduras son los países centroamericanos que tienen legislaciones específicas que conceden ventajas fiscales a las inversiones en esta área.

En el caso de Honduras, tiene una ley de Zona Libre Turística que aplica específicamente para Islas de la Bahía y una Ley de Incentivos al Turismo que es aplicable para todo el país.

En los cuatro países se ofrecen dispensas fiscales para la importación de bienes y servicios necesarios para el desarrollo de los proyectos.

También se otorgan exoneraciones del pago del ISR y conexos por diversos periodos. En el caso de Honduras es de 15 años a partir del inicio de operaciones, y del Impuesto Sobre Ventas por 10 años.

En Nicaragua la exención es de diez años, pero extensivo a veinte si cumple algunas condiciones.

En todos los países, los negocios beneficiados abarcan una extensa gama de servicios, como hospedaje, inversiones en monumentos históricos, transporte colectivo de turismo, restaurantes, discotecas y clubes nocturnos, y filmación de películas, entre otros.

Cápsulas

EXPORTACIONES

Son incentivos similares para las zonas libres, ‘call centers’ y exportaciones en general para los seis países.

  1. Exención total o parcial del pago de impuestos a la importación de materias primas, insumos, maquinaria y equipos utilizados en las operaciones productivas y comerciales realizadas dentro de los límites de la zona franca.
  2. Exención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por periodos que varían según el país. Además, en Costa Rica y El Salvador se dan beneficios adicionales si las inversiones se realizan fuera de las áreas de influencia de la capital.

ENERGÍA RENOVABLE

Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua tienen legislaciones específicas para incentivar la generación de energía con fuentes renovables.

1- Los cuatro países eximen de impuestos de importación para maquinaria y productos necesarios para el montaje de los proyectos, incluyendo el Impuesto al Valor Agregado (IVA, equivalente al Impuesto Sobre Ventas en Honduras).

2- Nicaragua exonera del Impuesto Sobre la Renta por un periodo de 7 años, mientras que en los otros países es de 10 años si se cumplen algunas condiciones.

INVERSIÓN EXTRANJERA

En el 2023, así fue la captación porcentual de la IED, según datos de los Bancos Centrales.

Costa Rica 41.3 %

Panamá  14.45 %

Nicaragua     13 %

Guatemala   11.96 %

Honduras 11.33 %

El Salvador   8 %

ESTÍMULO AL TURISMO

Panamá, Costa Rica, Nicaragua y Honduras tienen legislaciones que otorgan beneficios fiscales al turismo.

1- Los cuatro países ofrecen dispensas fiscales para la importación de bienes y servicios necesarios para el desarrollo de los proyectos.

2- Se ofrecen exoneraciones al Impuesto Sobre la Renta y de ventas por diferentes periodos, según el país.

HondurasSeguridad jurídica e infraestructura, claves para captar inversión extranjera

Hoy en Deportes