9.1 C
Honduras
viernes, febrero 23, 2024

MANO A MANO PERIODÍSTICO ¿Está, al fin, acorralado Donald Trump? Aún no…

Por Jacobo Goldstein y Alberto García Marrder

Los dos veteranos ex corresponsales en Washington analizan, en este MANO A MANO PERIODÍSTICO, la odisea del ex presidente Donald Trump con la justicia, tras su tercera y la más grave imputación en su contra.

AGM: Jacobo, ¿estás de acuerdo en que esta tercera imputación (“impeachment”) es la más grave, la que le puede llevar a la prisión, en caso se le encuentre culpable?

JG:  Definitivamente que es esta última es la más grave de las tres que han imputado a Trump en los últimos cuatro meses. Pero, aparentemente, a los republicanos no les importa pues los numeritos del expresidente en todas las encuestas siguen subiendo y mientras más lo acusan, más dinero le llueve proveniente de donaciones de parte de sus fervientes seguidores.

AGM: Resumiendo, esta tercera es por sus supuestos intentos de anular los resultados de las elecciones presidenciales del 2020, que condujeron al asalto al Congreso el 6 de enero de 2021, como explicó muy bien el Fiscal Especial, Jack Smith.  Es decir, por tratar de violar lo más sagrado de la democracia norteamericana. La primera, fue por utilizar fondos de su campaña para acallar a la actriz porno “Stormy Daniels” de una supuesta relación sexual y la segunda, por mantener de una manera intencionada documentos secretos acumulados durante su Presidencia (2017-2021) y escondidos, desordenadamente, en su mansión de Palm Beach, en Florida. Insisto, el tercer “impeachment” es el más grave y sí, pienso, que la justicia sí ha acorralado a Trump, pero éste sigue declarándose inocente y alegando que todo es una “cacería de brujas” contra él y solo con la intención de frenar su campaña electoral para ser reelegido.

Lea También: Trump pedirá el traslado de su caso fuera de Washington DC

JG:  Alberto, lo más interesante de este drama es que los republicanos consideran que utilizar la fórmula de que Donald Trump está siendo atacado continuamente por razones políticas pesa más que al pueblo le importe que el exmandatario se pase violando la Constitución.

AGM: La pregunta pertinente que hay que hacernos es cómo es que los republicanos lo siguen apoyando masivamente ante las primarias del partido y, eventualmente, en las elecciones presidenciales de noviembre, en el 2024. Además, creen sus alegaciones -totalmente falsas- que le robaron las elecciones del 2020 y que Joe Biden ocupa la Casa Blanca de una forma ilegal.

JG:  Definitivamente, los republicanos quieren a como dé lugar, cueste lo que cueste, volver a ocupar la Presidencia de la nación y dominar las dos cámaras legislativas y creen que Donald Trump es la persona indicada que puede lograr ese objetivo.

AGM: En sus planes de volver a ocupar la Casa Blanca, Trump ya está prometiendo vengarse de todos los que le están poniendo estos impedimentas judiciales y sobre todo, contra “el mafioso hijo de p…”, (así lo insulta a referirse a Biden). Y si regresa a la Casa Blanca, como aseguran sus asesores, será un “presidente súper fuerte” por encima de los otros dos poderes del Estado. Y lo primero que haría es perdonarse a sí mismo con un “perdón presidencial”, en caso sea encontrado culpable. ¿Qué piensas Jacobo de esos planes?

JG: A Donald Trump le encanta insultar vulgarmente a sus rivales y no solo ha descargado su furia contra Joe Biden sino que también ha dicho barbaridades acerca del Fiscal Especial, Jack Smith. En cuanto a perdonarse a sí mismo, en estos momentos no hay ley alguna que se lo impida.

AGM: Creo que la democracia norteamericana está en peligro. Y el diario “The Miami Herald” lo dice muy en claro en un editorial de su Junta Editorial: “Los norteamericanos han sufrido un fallido golpe de Estado. Para prevenir uno que pueda tener éxito, tenemos que aprender de la historia y actuar como verdaderos americanos que podemos ser”.

JG: Eso indudablemente es lo ideal pero, por lo que estamos viendo, muchas acciones recientes parecen indicar que una buena parte de la población norteamericana de estos tiempos no tiene el fervor legalista y patriótico de antaño. Y eso nos está causando toda una serie de graves problemas que incluyen la enorme división que está viviendo en estos momentos la nación.

AGM:  Como periodista, yo viví en Washington el caso del Watergate (1972-1974) y la renuncia del presidente Richard Nixon (1969-1974). Pero lo de Trump, el primer ex presidente de EE.UU. en ser enjuiciado, supera todo.

JG: Yo también cubrí a fondo el caso del Escándalo de Watergate, que culminó con la renuncia de Richard Nixon, después de que los más importantes senadores republicanos fueron a la Casa Blanca a decirle al presidente que renunciara inmediatamente o lo sacarían del poder legislativamente. Si se comprueba que los delitos de Trump son verdaderos, que son infinitamente mucho más serios de los de Nixon, si Trump vuelve a ocupar la Casa Blanca, no veo a los republicanos actuales yendo a la Casa Blanca a decirle a Trump que renuncie.

AGM: Hay que recordar que Trump tiene ahora 77años y si es declarado culpable tras sus juicios, podría morir en prisión cumpliendo una sentencia de entre 20 a 30 años.

JG: Si se da el caso de culpabilidad, dudo mucho que en estos tiempos metan a Trump a la cárcel. Tiene a su lado una cantidad de súper-capacitados abogados que lo impedirían, así como sus fieles seguidores republicanos.

AGM: Para terminar, ya se sabe las razones por las que Trump estaba furioso en su comparecencia ante la jueza Moxila Upahyaya, de un tribunal federal de Washington: Le irritó mucho que ella lo llamara “Mister Trump” y no “Mister President”.

HondurasMANO A MANO PERIODÍSTICO ¿Está, al fin, acorralado Donald Trump? Aún...
-Publicidad-

Hoy en Deportes

ad