jueves, 28 septiembre 2023

Hunter Biden acusado de cargos federales por armas de fuego

Hunter Biden está acusado de mentir sobre su consumo de drogas cuando compró un arma de fuego en octubre de 2018

 

Biden está acusado de mentir sobre su consumo de drogas cuando compró un arma de fuego en octubre de 2018. Un periodo en el que ha reconocido haber luchado contra su adicción al crack, según la acusación presentada en un tribunal federal de Delaware.

La acusación se produce en un momento en que los republicanos del Congreso prosiguen una investigación de impugnación contra el presidente demócrata. En gran parte por los negocios de Hunter Biden.

Los republicanos han obtenido testimonios sobre cómo Hunter Biden utilizó la “marca Biden” para conseguir trabajo en el extranjero. Pero no han aportado pruebas concluyentes de que el presidente haya actuado mal.

La acusación de tres cargos dice que Hunter Biden mintió en un formulario requerido para cada compra de armas. Lo anterior, cuando compró un Colt Cobra Special en una armería de Wilmington, Delaware, en octubre de 2018.

Falsas declaraciones 

Está acusado de dos cargos de hacer declaraciones falsas. Al marcar una casilla diciendo falsamente que no era consumidor ni adicto a las drogas y de poseer ilegalmente el arma como consumidor de drogas y un tercer cargo por poseer el arma como consumidor de drogas.

Dos de los cargos son punibles con hasta 10 años de prisión, mientras que el tercero conlleva hasta cinco años de prisión, previa condena.

El cargo de posesión de armas contra Hunter Biden, de 53 años, formaba parte de un acuerdo de culpabilidad que también incluía la declaración de culpabilidad por delitos fiscales menores, pero el acuerdo fracasó durante una vista celebrada en julio, cuando el juez planteó dudas sobre sus inusuales disposiciones.

Posesión de Armas

Los abogados defensores alegan que se mantiene una parte del acuerdo que exime a Hunter Biden de ser procesado por el cargo de posesión de armas si no se mete en líos. Incluye disposiciones de inmunidad frente a otros posibles cargos. Los abogados indicaron que lucharían contra los cargos adicionales presentados contra él, pero no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios el jueves.

Los fiscales, sin embargo, mantienen que el acuerdo nunca entró en vigor y ahora no es válido. Telegrafiaron que se presentarían cargos a principios de este mes.

Los cargos relacionados con la posesión de armas por consumidores de drogas son poco frecuentes, especialmente cuando no están relacionados con otros delitos. De todas las personas condenadas por posesión ilegal de armas en 2021, alrededor del 5% están acusadas por consumo de drogas, según datos de la Comisión de Sentencias de Estados Unidos.

Un tribunal federal de apelaciones, por su parte, consideró recientemente que la prohibición de larga data no resiste los nuevos estándares para las leyes de armas establecidos por el Tribunal Supremo.

Los republicanos habían denunciado el acuerdo de culpabilidad como un “trato de favor”. Habría permitido a Hunter Biden cumplir la libertad condicional en lugar de la cárcel después de declararse culpable de no pagar impuestos tanto en 2017 como en 2018.

Sus ingresos personales durante esos dos años sumaron aproximadamente 4 millones de dólares, incluidos honorarios por negocios y consultoría de una empresa que formó con el CEO de un conglomerado empresarial chino y la compañía energética ucraniana Burisma, han dicho los fiscales.

Los congresistas republicanos han continuado sus propias investigaciones sobre la gestión del caso por parte del Departamento de Justicia, así como sobre casi todos los aspectos de los negocios de Hunter Biden, tratando de relacionar sus asuntos financieros directamente con su padre. No han aportado pruebas de que el presidente participara directamente en el trabajo de su hijo, aunque a veces cenaba con los clientes de éste o les saludaba por teléfono.

Noticias InternacionalesHunter Biden acusado de cargos federales por armas de fuego

Hoy en Deportes