sábado, 9 diciembre 2023

Cuando hay control de precios

Siempre, tarde o temprano, al haber control de precios, hay escasez, básicamente porque tanto por la oferta como por la demanda vamos a tener problemas, por ejemplo, si hablamos de un momento determinado se ponen unos precios máximos a una serie de productos, la oferta, es decir, quien tiene que ofertar esos productos piensa que por ese valor no hay compensación sobre lo que se tendría que vender, acabaría valiendo esa diferencia hasta poner más inversión y pérdidas.

Es dudoso que los controles de precios no se asignen así nomás ya que a cualquiera se le puede vender con límites y hasta la gran mayoría de esa oferta se retraería, es decir, ya no le salen las cuentas o, incluso, sería demasiado arriesgado meterse a comerciar dependiendo de qué productos y luego, por la demanda, cuando hay control de precios, piensa que “ahora que está más baratito voy a comprar más”, entonces acaparo y tengo más, y lo que hace es incrementar el precio.  Esa demanda sobre una oferta cada vez es más relativa y eso ¿qué produce?, y aquí viene la clave de esto ya que, al tener poca oferta y mucha demanda, al final lo que se forman son enormes colas en los mercados o simplemente comienza a verse la escasez, es decir, gente que quiere lo mismo y no hay para todos y cuando no hay para todos, lo que sucede es que como los seis primeros de la fila son favorecidos y podría ocurrir una reventa con especulaciones, tal como lo vimos en la pandemia con las mascarillas e insumos de bioseguridad.

En segunda instancia, el Gobierno, o quien sea, lo reparte a su gusto y se llama racionamiento, y ese es un arma de corte populista, para usarlo de manera electorera jugando con el hambre y las necesidades de los pueblos, diferenciándose en algo y capturar un voto y si eso llega a buen puerto imaginemos que alguien se levanta por la mañana con los nervios alterados y pone todos los precios a la mitad, creeríamos que eso es bueno, noble, positivo y loable.

La cadena de valor es larguísima en la distribución de esos productos básicos que tienen que estar almacenados en origen y que tienen que estar almacenados en destino, que tienen que estar en el medio buscando mil fórmulas de contrapartidas para que sean rentables antes de que se pongan, por ejemplo, en mal uso o que se pasen o que estén caducados todo eso todo eso tiene un costo y con muy poca cosa se acaba multiplicando y esas esas multiplicaciones tienen que ver con que tenemos fruta en casa fresca y del mejor modo posible y esas cadenas de distribución y, sobre todo, las grandes compañías que venden esos productos, esas grandes cadenas que las que consideran que ganan demasiado dinero el margen de beneficio de los mercados en este caso de primeras de productos de primera necesidad tienen un margen jugoso de ganancias, pero coartado y llevando a la debacle de la escasez al no tener flujos de caja y no poder reabastecer sus estantes, el control de precios es de tenerle mucho cuidado, no es buena señal.

 

 

EditorialCuando hay control de precios
-Publicidad-

Hoy en Deportes

ad