18.9 C
Honduras
sábado, julio 20, 2024

Cosas que pasan por muy arriba

Se está diciendo alrededor del mundo acerca del bitcóin también de la nueva versión oficial que se va a ir imponiendo y que dice que lo peor ya ha pasado, también con respecto a las noticias sobre la increíble lejanía de todo el mundo desde nuestra paria Honduras, sobre la situación que se nos viene encima, aparte, el colapso de las grandes tecnológicas podría ser una buena noticia, es decir que no podemos estar ausentes del nuevo cuño de la economía digital y sus relaciones con la analógica y tradicional.

Las empresas tecnológicas atraviesan una época convulsa, para recortar costes se están produciendo despidos en todo el sector tecnológico, especialmente en Estados Unidos, y es previsible que eso continúe, solo nos estamos enterando de algunos de esos despidos la mayoría se están llevando a cabo de un modo relativamente silencioso en lugar de realizar despidos a gran escala, que suelen hacerse públicos. O al menos difundirse en toda una especie de empresa oculta, las empresas están recurriendo a las revisiones de rendimiento y a las reestructuraciones internas para realizar recortes de tipo gradual se trata de un cambio importante con respecto al año pasado cuando Facebook, Google, Microsoft, Amazon, y casi todas las demás empresas tecnológicas competían ferozmente por el talento y, además, hacía crecer sus plantillas por miles y decenas de miles de personas… ahora todas están desesperadas por recortar personal después de haber contratado en exceso durante la pandemia.

Y de enfrentarse a un descenso de la inversión publicitaria, a la inflación y a las interrupciones del mercado, sobre todo internacional en Europa y Rusia, pues tienen esos problemas. Facebook, ahora Meta, contrató a 27,000 personas en los últimos dos años y ahora despedirá a 11,000, el 13% de su plantilla actual. Es la primera vez que esta empresa comete un ajuste laboral significativo o tan importante; el propio Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de la compañía y fundador, además casi propietario de todo, él dice que llevará a la empresa a la cumbre.

Y que ahora, por sus apuestas, podría estar llevándola también a la ruina. En un comunicado asumió que la responsabilidad es solo suya, que se equivocó y que, en lugar de apartarse, él va a encargarse de reflotarlo todo, pero, para empezar, dice que justifica los despidos con la recesión económica el aumento de la competencia como TikTok, la reducción de los ingresos por publicidad, en lo que tiene mucho que ver, por cierto, Apple. Wall Street ha visto con buenos ojos esa decisión, la ha ido subiendo un 7% inmediatamente después de conocerse la noticia, no tanto por el reajuste de costes que tenía que hacer, sino porque se sitúa en el escenario real de la economía en Silicon Valley, las valoraciones de las empresas se realizan en función a sus beneficios, o futuros, que, para atraerlos al presente, se utilizan los tipos de interés, los cuales han pasado de 0.25 a 3.25 en un año en Estados Unidos por lo que el dinero del futuro vale menos, ahora Meta está buscando revertir ese efecto y trasladarlo a mejorar su eficiencia.

Esas son las temáticas del presente en un mundo competitivo, donde los argumentos van y vienen sin atacar a las personas. Esperamos llegar a esas instancias.

 

EditorialCosas que pasan por muy arriba

Hoy en Deportes