12.7 C
Honduras
jueves, febrero 22, 2024

A pesar de millonaria inversión, Honduras se convirtió en “fábrica de pobres”, según economista

Tegucigalpa. Honduras padece una “pobreza crónica” que afecta a 7 de cada 10 personas, pese a la inversión millonaria destinada a reducir este flagelo, lo que ha convertido al país en una “fábrica de pobres”, dijo este viernes el director del Foro hondureño Social de la Deuda Externa (Fosdeh), Mauricio Díaz.

“Lamentablemente, Honduras sigue padeciendo una pobreza que llamamos crónica”, manifestó.

Lo que representa que 7 de cada 10 personas viven en condición de pobreza, y 5 de cada 10 son pobres extremos, señaló Díaz.

Al menos 6 millones de hondureños son pobres, una situación “muy dura” que ha impulsado la migración irregular y refleja que la pobreza en Honduras es un “tema irresuelto”, señaló Díaz.

Lamentó que no hayan “visos” y que “no se vean pasos” para cambiar de forma rápida los altos índices de pobreza en Hondura.

Donde se están perdiendo empleos de “manera masiva” y la ejecución de inversión pública ha caído.

DESIGUALDADES SE PROFUNDIZAN

El gasto social ejecutado por diferentes gobiernos y la inversión en la “fallida” Estrategia de Reducción de la Pobreza, según el economista, han contribuido a la “profundización de las desigualdades sociales y la perpetuación de la pobreza”.

“En nombre de los pobres y la pobreza, hemos usado en los últimos años entre 700.000 millones y 900.000 millones de lempiras (entre 28.462 millones y 36.592 millones de dólares)”.

Sin embargo, “el resultado es terrible, hay más pobres”.

En opinión de Díaz, la pobreza ha servido de justificación a diferentes gobiernos para aprobar altos presupuestos públicos.

Pese a que la estrategia de reducción del número de pobres “no existe en términos reales”.

La pobreza en Honduras, un país de 9,7 millones de personas, aumentó al 73,6 % en 2021.

Con un alza de 10 puntos porcentuales con respecto al 63,7 % de 2001, según los últimos datos oficiales, citados por el Foro Social de la Deuda Externa.

AFLORA LA POBREZA

Sin precisar cifras, Díaz indicó que, con el paso del devastador huracán Fifí, en 1974, la tasa de pobreza en Honduras aumentó.

Así como el endeudamiento y la inversión pública “inadecuada”.

En Honduras no ha habido políticas públicas para combatir la corrupción, la pobreza o mejorar los senderos del desarrollo.

De ese modo, la economía es sostenida por las remesas que envían miles de hondureños que han emigrado, cuyo dinero ha contribuido a que el número de pobres no sea mayor, explicó.

La pobreza, enfatizó el economista, “aflora por todos lados y cuando la gente tiene que usar zapatos o ropa interior de segunda es porque la condición en que vive es crítica”.

Lo que significa que el gasto público no aborda de manera adecuada las “crecientes” necesidades de la población.

Ante este panorama, el director del Fosdeh afirmó que Honduras se ha convertido en “una fábrica de empobrecimiento”.

Lo que, además, “limita” la esperanza de vida de los hondureños.

Abogó por mejorar la inversión pública y privada, generar empleos y combatir la corrupción.

Lo que es, uno de los flagelos que en gran medida es la causa de los altos niveles de pobreza en Honduras.

Al menos, unos 2,3 millones de personas tienen problemas de trabajo.

Lea también: ¡Imparable el incremento! Sigue el alza al precio de los combustibles en Honduras

Honduras debe “reemprender un camino de inversión pública y privada diferente a la que hemos tenido”, enfatizó Díaz.

De igual forma, cuestionó “la ausencia de política pública” y el “despilfarro y saqueo al erario público” en el país. EFE

HondurasA pesar de millonaria inversión, Honduras se convirtió en "fábrica de pobres",...
-Publicidad-

Hoy en Deportes

ad