miércoles, 1 febrero 2023

Terapia poética

Desde siempre, a lo largo de la historia, el ser humano ha buscado la manera de expresar sus emociones, sus pensamientos, sus vivencias, su cultura, su historia, cada uno de nosotros tiene un componente genético que nos mueve, impulsa y nos recuerda la necesidad de expresarnos. En la Universidad de Liverpool, se llevó a cabo un estudio, un grupo de expertos en ciencias, psicología y literatura, concluyó que la poesía demostraba ser aún más eficaz terapéuticamente, que los libros de autoayuda. Comentaron que cuando una persona lee un fragmento poético, en el hemisferio derecho del cerebro, se estimula el área donde se guardan los recuerdos y promueve la habilidad de reflexionar, procesar o razonar sobre ellos. No me detendré a dar más información teórica de la que quizás usted puede googlear, sino mas bien mostrarle testimonios de hondureños que han pasado por un proceso de terapia y que han hecho uso de la poesía, pero un artículo no bastará.

Madelyn: La poesía al igual que las demás artes es un excelente elemento para poder expresar sentimientos a través de versos y escritos. Permite al ser humano dejar salir aquellas emociones tanto positivas como negativas, varias tareas de terapias consisten en la redacción de textos ya que, por medio de la escritura uno puede hacer enunciados que pueden considerarse difíciles de declarar en voz alta. Es una herramienta efectiva para la reducción del malestar en una persona, sin embargo, si este se encuentra en proceso de sanación debe ser selectivo con el tipo de lectura o escritura, dado que esto puede aliviar o empeorar su estado emocional.

Jorge: Cuando siento dolor, busco un espacio que me ayuda mentalmente a talar esos árboles secos que hay en mi cabeza y meterles fuego. Escribir, me obliga a pensar con calma y a medida que voy leyendo el escrito se va despejando mi mente y empiezan a fluir palabras, aparecen adjetivos a los sustantivos que están quemándome. Puede ser que necesite usar palabras fuertes, agresivas, grotescas, pero a la vez pienso que es necesario mantener el equilibrio de lo delicado y creativo. La poesía sana, es hasta un arma, catártica, como una forma de liberación, siento como que los murciélagos que hay dentro del cerebro al salir en un escrito, toman otra forma más liviana, menos dolorosa y con cierta musicalidad.

Alex: La poesía es como un distractor y personalmente me ayuda mucho detenerme a pensar en cómo describir mis sentimientos, en vez de absorber la incomodidad que me causan. Leer poesía provoca un sentido de identificación, al sentirme abrumada, leer algo que se parece a mi situación actual, desarrolla en mí, más comprensión. Escribir poesía me ayuda mucho y aparte de disminuir mis penas, puede darme más seguridad y siento que soy buena para algo.

Lenin: Una emoción negativa dentro de la persona suele crecer y para debilitarla es necesario expresarla. Hay una frase en latín que dice, “Nulla dies sine carmine”, ningún día sin un poema. Carmine es la palabra para poema y también para bello. La expresión sería ningún día sin ver lo bello. Lo bello se convierte en la armonía de todos los elementos, la belleza es el orden y el dolor el caos. Es necesario saber elegir la literatura, porque hay poesía que puede develar demonios que deben ser contenidos.

Carmen Martín en el libro Caperucita en Manhattan.

“Las primeras palabras que escribió Sara en aquel cuaderno de tapas duras que le había dado su padre fueron río, luna y libertad”.

Irazema Ramos, Sicóloga.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -