miércoles, 1 febrero 2023

Barcelona se proclama campeón de la Super Copa de España al ganarle al Real Madrid

Madrid. El Barcelona acabó con su sequía de títulos y consiguió la primera corona de la era Xavi Hernández al imponerse con rotundidad al Real Madrid (1-3) en la final de la Supercopa.

Un partido que se empezó a decantar en los banquillos. Xavi le ganó el duelo al italiano Carlo Ancelotti.

Ambos se protegieron con cuatro centrocampistas de inicio, pero esto fue solo un número. Lo importante llegó en cómo estuvieron posicionados en el terreno de juego.

Sorprendió el entrenador azulgrana colocando a Gavi de extremo izquierdo, y no a Pedri como acostumbraba a hacer cuando apostaba por el esquema alejado del 4-3-3.

Mientras que, el Real Madrid salió más bien con un 4-2-3-1, con De Jong y Busquets en un sólido doble pivote, Pedri por dentro muy pegado a Lewandowski y Gavi y Dembélé dando amplitud por bandas.

Errores en la defensa del Real Madrid

 A Xavi le salió el plan a la perfección, ayudado, también, por una defensa del Real Madrid que todavía no ha vuelto tras el Mundial.

Error en la salida de balón de Rüdiger y Camavinga. El primero dio al segundo un pase comprometido.

Busquets se anticipó con la maestría que le caracteriza para pillar descompensada a la defensa madridista.

Lea también: Gareth Bale anuncia su retirada

Gavi superó a Courtois, que previamente había sacado una gran mano a un disparo de Lewandowski desde fuera del área, y el Barcelona se puso por delante en el minuto 34.

Once después, justo antes de que se mostrase el añadido de la primera mitad, Gavi le devolvió el regalo, en forma de asistencia, a Lewandowski.

Pase a la espalda de la defensa de De Jong, conducción de Gavi, que apuró hasta que encontró a Lewandowski para hacer el 0-2.

Señalado Rüdiger en ambas acciones, como al romper un fuera de juego en la primera ocasión clara del Barcelona en el partido, en el minuto 6.

Buscó la reacción Ancelotti quitando a Camavinga al descanso y dando entrada a Rodrygo; pero el problema del conjunto blanco estaba en defensa.

La asociación Benzema-Vinicius dio algo de aire y esperanza al Real Madrid, pero volvió a descoserse atrás, en otro error individual grave y llegó el 0-3.

Los tres goles que recibió el Real Madrid fueron con remates sin marcaje de jugadores del Barcelona dentro del área.

Ya en el último minuto, Benzema maquilló algo el marcador al sumar su cuarto partido consecutivo marcando en el último minuto de los tres de añadido. EFE

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -