lunes, 6 febrero 2023

Lula invita al sector privado para dinamizar la industria

Brasilia, EFE. El vicepresidente brasileño, Geraldo Alckmin, convocó ayer al sector privado a diseñar junto con el Gobierno una nueva política industrial, que le permita al país superar su condición de exportador de materias primas.

Alckmin asumió el Ministerio de Industria y Comercio, tarea que compartirá con la Vicepresidencia.

Lea también: Lula da Silva completa su gabinete y cumple promesa a los indígenas

«Reindustrialización» del país

Por lo tanto, en su primer discurso en el cargo animó al sector privado a participar «activamente» en proyectos para una «reindustrialización» del país…

Que apunte a darle mayor valor agregado a la producción y a las exportaciones brasileñas.

Citó datos oficiales, según los cuales la participación del sector manufacturado en el comercio exterior de Brasil se limita actualmente al 30%.

Pero, en la década de 1980 llegaba a casi el 60%, mientras que el resto está constituido por materias primas.

“El proceso de desindustralización del país es precoz y grave, juega contra el presente y compromete el futuro”…

«Por lo que es necesario “elaborar con urgencia una política moderna de desarrollo industrial”, que deberá ser “consensuada con los empresarios”, dijo.

Según Alckmin, esa nueva política deberá considerar todos los “imperativos” que impone la realidad mundial y promover también “el uso de tecnologías limpias».

«A fin de llegar a un proceso productivo seguro y sustentable”.

Por lo tanto, sostuvo que la reindustrialización conducirá a una «mayor presencia» del país en el plano internacional y sobre todo en el sector de bienes manufacturados…

Sector en el que Brasil tiene una escasa participación global del 0.5%.

“Las manufacturas tienen un valor siete veces mayor que los productos agrícolas”.

«Por lo que incrementar la presencia de Brasil en ese sector del comercio global será “uno de los grandes desafíos” del Gobierno que, el pasado domingo, asumió el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, declaró Alckmin.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva (d), saluda al vicepresidente Geraldo Alckmin, ministro de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios, ayer en el Palacio del Planalto, en Brasilia (Brasil). EFE/André Borges
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -