miércoles, 8 febrero 2023

Escuela de Aplicación Musical urge de mejoras y de nuevos instrumentos

Techos, baños y aires acondiciones están en mal estado. En esta institución pública, los alumnos son instruidos en el arte y en la educación básica.

SAN PEDRO SULA. El Centro de Educación Básica (CEB) de Aplicación Musical es un lugar en donde los niños de escasos recursos económicos aprenden el arte de combinar sonidos armoniosos a través de la ejecución de instrumentos.

Esta escuela de aplicación musical cumplirá 44 años de estar educando y transformando la vida de miles de estudiantes.

Ellos llegan con la ilusión de ejecutar sus instrumentos favoritos y además de adquirir nuevos conocimientos educativos.

Una institución única en Honduras

A pesar de ser una institución pública y única en Honduras, hay muchas carencias dentro de la misma.

Sin embargo, a pesar de no contar con todas las condiciones dignas, los docentes hacen su esfuerzo por enseñar el pan del saber a sus pupilos.

LEA TAMBIÉN: Suspenden clases en tres departamentos debido a alerta por lluvias

“Esta es una escuela especial, en donde los niños aprenden el arte musical, más las asignaturas comunes que se dan en todos los centros educativos del país”, comentó a Diario EL PAÍS, la directora Vilma Ondina Guardado.

Describió que “decimos que es una escuela única porque en Tegucigalpa hay una parecida, pero es más coral y la de nosotros es más instrumentista y de canto”.

Desde que entran a primer grado, los escolares aprenden a ejecutar cualquiera de los siguientes instrumentos: violín, viola, violonchelo y piano.

Despertar el amor a la música

La directora, declaró que tienen sus objetivos, y uno de ellos es fomentar el arte e incentivar a los estudiantes, además de descubrir talentos.

“Lo que hacemos en el niño es despertar el amor a la música, despertar el deseo de involucrarse en las actividades artísticas».

«En nuestro país como que no le dan mucha importancia y la música ha hecho mucho en la vida de nuestros niños, porque es algo tranquilizante, emotivo en donde a ellos les ayuda hasta para la concentración”.

Aquí los estudiantes tienen una orquesta y cuando son matriculados reciben un taller para ver por cuál instrumento se inclinan.

Las clases de música son personalizadas, también los pupilos reciben clases de lenguaje musical, audición y de conjunto instrumental.

“Tenemos más violinistas porque la característica de la orquesta es que es de cuerda».

«Muchas veces los padres de familia ya saben cuál instrumento les gusta a sus hijos».

«Pero otras veces nosotros les damos cualquier instrumento y ellos aprenden”, manifestó Guardado.

CAMBIOS EN LA INFRAESTRUCTURA

Como en toda escuela pública, en este centro hay muchas necesidades como la reparación del techo, la bomba de los sanitarios, aires acondicionados y además de la adquisición de nuevos instrumentos musicales.

“Se nos construyó un edificio con todas las condiciones pedagógicas, pero, a raíz de los huracanes Eta y Iota, nuestra escuela fue afectada porque en el techo se filtra mucha agua y hay que reestablecerlo»

«Porque nos daña todos los cielos falsos que tenemos en la primera planta”, expuso la entrevistada.

Asimismo, recordó que los servicios sanitarios que se utilizan con presión de agua, por medio de una bomba, también está deteriorada y les urge cambiarla.

Instrumentos musicales

Otra de las necesidades es que requieren de instrumentos musicales porque actualmente los escolares los llevan, pero hay niños que no pueden comprarlos.

“Tuvimos un tiempo que la escuela les prestaba, pero algunos instrumentos se perdieron porque yo estuve cuatro años fuera de la institución”, especificó la directora quien lleva unos 20 años al frente de este centro de estudios.

El alcalde Roberto Contreras llegó a la escuela, pero los maestros están esperando que sus acciones de gestión den fruto.

“Esta es una enorme oportunidad para que los niños de escasos recursos puedan aprender el arte musical”, finalizó diciendo la directora.

“En nombre de toda la familia del CEB de Aplicación Musical pedimos que fijen sus ojos en nosotros para que nuestro centro educativo sea reestablecido. Además, ocupamos instrumentos musicales para los niños de escasos recursos económicos”. Vilma Ondina Guardado, directora.

CIFRA

186 alumnos reciben clases en este centro educativo.

Los estudiantes quienes son formados en el nivel básico y en el artístico instan al Gobierno que les donen instrumentos.
En esta escuela los maestros enseñan con amor y dedicación a niños de bajos recursos económicos.
El techo está bastante deteriorado y la institución urge de mucha ayuda.

 

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -