miércoles, agosto 17, 2022

E-EVOLUCIÓN: Negacionistas climáticos, una estrategia fallida

Fecha:

Compartir:

Mirna Isabel Rivera
e.evolucion21@gmail.com 

Se han escrito libros, producido películas, presentado conferencias, organizado manifestaciones, huelgas y tantas otras cosas para alertarnos sobre las graves repercursiones del cambio climático en la humanidad. Pero ¿por qué no se ha logrado cambiar las prácticas nocivas al medio ambiente y el problema persiste? La huella ecológica de la humanidad está presente en el uso de combustibles fósiles, la deforestación, la sobreexplotación de los recursos naturales, los gases efectos invernadero principalmente.

A pesar de contar con pruebas científicas de que el cambio climático se ha incrementado desde la revolución industrial que inicio a mediados del siglo XVIII en Europa, extendiéndose alrededor del mundo, incrementaron los niveles de CO2 (dióxido de carbono) y la producción de gas metano que es considerado el segundo de la lista de los gases de efecto invernadero. Hay un pequeño grupo de científicos que son escépticos a aceptar que el cambio climático se produce por las prácticas directas e indirectas desarrolladas por las personas.

Los negacionistas rebaten y minimizan los impactos ambientales. Uno de los principales argumentos es que el clima siempre ha experimentado cambios y no hay un consenso científico de que el calentamiento global sea responsabilidad de los humanos. Alimentando este debate, buscan dilatar la aprobación de políticas a favor del ambiente, las industrias que se ven amenazadas anteponen el lucro a expensas del deterioro de los recursos naturales, atrás de los negacionistas hay intereses económicos y geopolíticos que se defienden.

Invertir en tecnologías limpias resulta contraproducente a los intereses de este tipo de industrias que por su naturaleza son contaminantes, como las extractivas que producen materia prima, minerales, petróleo, gas representando un fuerte impacto al ecosistema. Los negacionistas siempre han sido utilizados por las industrias afectadas, uno de los casos más conocidos es el de la industria de los cigarrillos, que negaba la relación entre el consumo de su nocivo producto y el cáncer, algo parecido ha sucedido con la industria de bebidas carbonatadas, la comida “chatarra”, que han negado la relación de alimentos altos en grasa y azúcar, con la diabetes y la obesidad.

Que decir de los negacionistas de la pandemia COVID-19, millones de personas alrededor del mundo se han rehusado a vacunarse porque no “creen” en el virus, ni en la pandemia, en este caso hay una mezcla de teorías conspirativas, creencias ideológicas, religiosas y posturas políticas, aunque se ha demostrado cómo las vacunas han disminuido drásticamente la letalidad del virus.

La estrategia de los negacionistas climáticos cada vez pierde seguidores, sin embargo, al escucharlos suenan muy convincentes, no se puede demeritar que están bien preparados para exponer sus argumentos, por lo que es importante educar a la población sobre estos temas para que puedan refutarlos con hechos científicos.

Honduras es uno de los países que menos contamina, pero es el tercero más vulnerable de Latinoamérica ante el cambio climático según la Iniciativa de Adaptación Global Notre Dame (ND-GAIN, 2021), el ranking de los mejor preparados lo encabezan principalmente los países nórdicos, Noruega en primer lugar, seguido de Finlandia, en cuarto lugar, Suecia y en quinto Dinamarca.

La reforestación y la protección de los bosques debe ser una prioridad para el país, estar preparados para enfrentar la vulnerabilidad climática en los recursos hídricos, la agricultura, la seguridad alimentaria y la generación hidroeléctrica, que requiere de agua para producir energía. En el caso de Honduras, si es que hubiese algún negacionista climático, ya no merece la pena invertir tiempo en convencerlo de su error, mejor sería dedicarse a diseñar e implementar una estrategia que permita enfrentar el cambio climático y el calentamiento global.

Artículo anteriorCaricatura del día
Artículo siguienteMÁS CERCA DEL FIN, COMO NUNCA ANTES

Noticias Relacionadas

BIEN COMÚN (Simplificación)

Rodolfo Dumas Castillo rdumasc@msn.com Una de las secuelas más severas que nos ha dejado la pandemia es el deterioro de...

GUSTAVO PETRO

Por Carlos Alvarenga Los gobiernos de izquierda siempre me causan gran expectativa, aunque ya sabemos en qué termina todo...

RADIANTE PORVENIR Y ACEPTABLES DERIVACIONES 

ERNESTO ALVARADO REINA La salud, la educación, la seguridad social, la integral reforma agraria y otras cuestiones de similar...

2050 Comunicaciones: Policía de ortografía

Enrique Zaldívar Creo que solo al usar esta palabra nos ponemos nerviosos. Y es que el español es tan...