lunes, agosto 8, 2022

Pupitres, pizarras y mejorar la infraestructura, urgen en la escuela Alfonso Hernández Córdova

Fecha:

Compartir:

Este centro educativo ha estado en el abandono y, a pesar de las carencias, los maestros se esmeran en impartir las clases.

SAN PEDRO SULA. Los niños de la escuela de educación básica Alfonso Hernández Córdova reciben las clases en condiciones deplorables, debido a que la mayoría recibe el pan del saber sentados en el suelo y algunos no tienen ni pizarras en sus aulas.

Esta es la triste realidad de este centro de estudios ubicado en la colonia Villas Kitur 1, sector Rivera Hernández, en donde la escasez de pupitres es solo una de las tantas carencias que enfrentan los maestros y estudiantes a diario.

Para el caso, los pupilos de primer grado no tienen una pizarra en donde puedan escribir, dibujar o hacer otras prácticas que la maestra Sandra López les indique.

La docente, para poder impartir sus clases, se vio obligada a improvisar una pizarra hecha con papel y cartoncillo el cual forra con papel tapiz para que le permita escribir con marcadores.

“Cada semana me toca cambiar de pizarra y este es un gasto que hago para que los niños tengan por lo menos un pedacito de pizarra”, dijo la maestra al tiempo en que mostraba el pedacito de material didáctico.

En su aula tiene 25 alumnos y considera que primer grado es básico que los niños tengan una pizarra adecuada porque “es donde ellos vienen a hacer sus primeras letras y debe haber una pizarra. Esperamos que nos provean de este material importante”.

Otro de los desafíos en esta institución es la falta de pupitres. La directora Bessy Dubón Villanueva lamentó que no han recibido ayuda de ninguna autoridad local o gubernamental.

“Somos un centro gubernamental en donde realmente las ayudas son pocas porque nosotros pertenecemos al distrito de La Lima, pero la escuela está en San Pedro Sula y tenemos ese impasse porque muchas ayudas vienen, pero cuando les digo que pertenecemos a ese distrito dejan de colaborarnos”.

La maestra de primer grado, Sandra López, ante la falta de una pizarra tuvo que improvisar y hacer una para no dejar de enseñar a sus niños.

COLABORACIÓN DE PADRES

Declaró que todo lo que tienen es por la valiosa ayuda de los padres de familia quienes la semana pasada estuvieron en la escuela regando un material selecto junto a los niños para hacer una plancha y mejorar las condiciones en el lugar.

“Estamos regando ese selecto porque las tormentas nos dejaron destruidos. Ahorita queremos poner piso cerca del escenario, que fue construido con ayuda de los padres a través de actividades. Los padres son de escasos recursos, pero tienen mucha voluntad de ayudar con la institución”, añadió la directora.

En este centro de estudios requieren de, al menos, 150 pupitres para que los niños reciban sus clases cómodamente.

La última vez que el Gobierno les suministróde88pupitresfueenel2018, pero la mayoría ya están dañados y algunos fueron reparados por personas voluntarias.

Los sanitarios requieren de una remodelación urgente. / Esta es el área en donde los niños se recrean en la hora de receso. / Los padres de familia harán una plancha de concreto para mejorar las condiciones de la escuela.

La directora detalló que los pupitres los tienen distribuidos en las aulas y debido a la pandemia y a la falta de asientos, los niños van a la escuela en grupos.

De 7:00 a 9:15 atienden un grupo y en el lapso de 15 minutos se van los alumnos y vienen los demás para culminar las clases a las 12:00 meridiano.

“La verdad que el maestro hace gran esfuerzo porque repite la enseñanza al segundo grupo. Dos horas y media no le ajusta el tiempo al maestro para desarrollar los temas y todas las asignaturas”, dijo.

En esta institución también los baños urgen de mejoras porque están destruidos. Antes tenían habilitados dos sanitarios, pero se les obstruyó uno y el que está bueno lo usa todo el estudiantado.

Los maestros, niños y padres de familia tienen el deseo que el Gobierno les proporcione lo necesario y que el ministro de Educación, Daniel Sponda, cumpla con lo prometido de mejorar el sistema educativo.

«Necesitamos ayuda de cualquier empresa o del Gobierno, que Dios les toque el corazón para que nos ayuden”. Bessy Dubòn, directora del centro educativo.

«Las necesidades son notorias y todo funciona gracias a Dios y al apoyo incondicional de los padres. Esperamos que las autoridades locales y de Gobierno nos ayuden”. Robin Izaguirre, docente.

«Los niños y maestros están abandonados porque no han recibido ningún tipo de ayuda del Gobierno. Aquí no hay vigilante, pupitres ni baños buenos”. Juana Pérez, madre de familia.

Noticias Relacionadas

Vecinos de río Bermejo ganan primer lugar del programa “Bordos Más Limpios”

SAN PEDRO SULA. El alcal­de sampedrano, Roberto Contre­ras, premió con una mañana de di­versión a los habitantes del...

Dengue: De 4 a 9% aumenta la positividad en San Pedro Sula

SAN PEDRO SULA. La epidemióloga de la Región Sa­nitaria Metropolitana de San Pedro Sula, Alma Barahona, informó que...

En un 10% aumenta la vacunación contra el sarampión, rubeola y parotiditis

SAN PEDRO SULA. En un 10% ha aumentado la vacunación contra la poliomielitis, sarampión, rubeo­la y parotiditis en...

Contreras y Congresistas de EEUU visitan Centro de Alcance en la Rivera Hernández

Congresistas de Estados Unidos junto a la embajadora en Honduras, Laura Dogu, visitaron en el Centro de Alcance...