San Pedro Sula, Honduras
mayo 13, 2021 2:06 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Tree hugger

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

EUREKA – CONSULTORIO PSICOLÓGICO
Irazema Ramos / Psicóloga 

Escríbenos tu consulta al correo: eureka@elpais.hn  


“Tree hugger” (abrazador de árboles) es un término que muchos lo usan para transmitir una idea negativa, de desprecio o de poco respeto por alguien, es usado a manera de insulto contra los ambientalistas, pero que, en su lugar, ellos felizmente han adoptado, ya que ese término para ellos significa, que pueden hacer notar ante los demás su preocupación e interés por los árboles.

Miguel Herrero Uceda, escritor y naturalista, menciona: “Los árboles son los únicos seres vivos que han sido testigos de diferentes eras geológicas y de todas nuestras transformaciones”. Muchas son las creencias y religiones antiguas que promovieron la práctica de abrazar árboles. Pero, más allá de estos importantes misticismos, que quizás generen algo de asombro y de sorpresa, la ciencia ha observado beneficios directos en las personas que lo han probado.

Obviamente, el abrazar árboles no es una panacea ni una cura total, única y absoluta a todos los malestares: un árbol no es un cardiólogo, dentista, internista, etc., ni tampoco hace milagros. Pero el científico Matthew Silverstone y su obra “Blinded by Science” indican que el permanecer en contacto con árboles y plantas es una mejora a nivel físico y también mental. Considera que la práctica (o para algunos, incluso el ritual) de abrazar un árbol, ayuda a mejorar la concentración, a rebajar los niveles de ansiedad y a combatir estados mentales negativos, como el estrés o la depresión. Según los estudios, esto se debe, en parte, a las vibraciones que transmiten los árboles y que, pese a ser imperceptibles, afectan a nuestro flujo sanguíneo.

Durante la crisis sanitaria del coronavirus, es muy curioso que en Islandia surgió una recomendación muy poco común de parte de las autoridades forestales del país hacia a la población; les invitaron a salir y abrazar árboles. Throstur Eysteonsson, director del servicio forestal islandés: “Abrazar árboles es bueno para ti, pero nuestra motivación principal es invitar a la gente a caminar por el bosque. Hay muchos hallazgos de investigaciones que muestran que pasar tiempo en un entorno boscoso tiene beneficios para la salud, y que pueden combatir el estrés, la depresión, la presión arterial y la función del sistema inmunológico. Abrazar un árbol no es más que una ventaja. Es intrínsecamente gracioso abrazar un árbol, te hace sonreír, y sonreír también es bueno para ti”.

En mi práctica profesional de la psicología clínica, también invito a mis pacientes a ser un “Tree hugger” y es sumamente interesante cuando me envían sus fotos, sus audios contándome su experiencia, a veces ríen a carcajadas sintiéndose ridículos, graciosos o avergonzados y después libres, en otras ocasiones han tenido experiencias muy sensibles, profundas a nivel emocional, la experiencia de abrazar un árbol, siempre ha sido muy significativa para ellos. Al tal grado que no se quedan con la recomendación, sino que también invitan a sus hijos, pareja, padres, amigos a hacer lo mismo. Realmente logran obtener un beneficio y lo comparten con los demás.

Te invito a que en esta semana seas un “Tree hugger”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad