San Pedro Sula, Honduras
mayo 13, 2021 12:39 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

SIN RODEOS: Deuda externa y COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Edgardo Rodríguez
Politólogo y periodista

De acuerdo con estudios del Fondo Monetario Internacional (FMI), los países de bajo ingreso, como Honduras, se han visto significativamente afectados por la pandemia de la COVID-19 y la subsiguiente crisis sanitaria y económica. El crecimiento anual del Producto Interno Bruto real disminuyó drásticamente en 2020 hasta situarse en 0.3% (tras haber sido superior al 5% en los tres años anteriores). Todo apunta a que la pandemia tendrá consecuencias duraderas para los países subdesarrollados, con aumento en los niveles de deuda, la desigualdad y la pobreza. Simultáneamente, los países de bajo ingreso tendrán que continuar abordando retos preexistentes, como los efectos y la adaptación al cambio climático, y acelerar los procesos de digitalización de la sociedad.

Las estimaciones de necesidades de financiamiento de los países de bajo ingreso, hechas por el FMI establecen que se requerirán aproximadamente 200 mil millones de dólares, entre 2021 y 2025, para redoblar su respuesta a la COVID-19 y constituir reservas financieras adecuadas. El FMI recomienda sólidas reformas internas, un aumento del financiamiento por parte de la comunidad internacional, la reestructuración de la deuda cuando resulte necesario y el aprovechamiento del financiamiento procedente del sector privado. Un aspecto importante de estos esfuerzos consistirá en resolver cuestiones relativas a gestión de gobierno, capacidad institucional y otros obstáculos estructurales, para lo cual los países se deben valer del asesoramiento en materia de políticas y el fortalecimiento de capacidades.

Pero ante el oscuro panorama económico y social que está dejando la pandemia, se alzan voces pidiendo más tiempo en una nueva moratoria o condonación de la deuda externa de los países menos desarrollados, como el nuestro. Ya el año pasado se aplicó una moratoria de seis meses, pero que a juicio de los expertos fue muy corto el plazo, se trató de los pagos que los países debían efectuar entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre de 2020. Esa moratoria benefició hasta 77 países, con una cantidad total de 12 mil millones de dólares.

La experta sobre la deuda externa y los derechos humanos de Naciones Unidas, Yuefen Li, pidió, al FMI, G-20 y los acreedores privados, una prórroga mayor en el pago de la deuda externa, ello aportaría una ayuda significativa a los países abrumados por los pagos y enfrascados en la lucha contra la COVID-19. Dijo que la evolución de la pandemia es muy difícil de predecir y podría haber nuevos brotes cuyos efectos sobre la economía, el empleo, las desigualdades y la pobreza se sentirían aun en 2021.

En el caso de Honduras, el 27.3% del presupuesto anual se destina al pago del servicio de la deuda externa, que al cierre del año 2020 fue de 7,699 millones de dólares.

El Fondo Monetario Internacional calcula que a nivel mundial se han gastado unos 12 billones de dólares en “amortiguar el golpe” de la COVID-19, principalmente en el área de salud, pero también la mayoría de los gobiernos han ofrecido ayuda financiera a las personas y los negocios afectados económicamente por la parálisis que trajo la pandemia.

De acuerdo con la Secretaría de Finanzas de Honduras, al cierre de 2020 se habían ejecutado en atender los diversos aspectos de la pandemia un total de 6,084 millones de lempiras, que está desglosado en el gasto de 12 instituciones o programas gubernamentales, que actúan en la primera línea de atención a los efectos de la enfermedad. Ojalá que crezca en el mundo la fuerza de las voces que piden una larga moratoria en el pago de la deuda externa de los países de ingresos bajos o que se haga una condonación de la misma, hay suficientes argumentos para hacerlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad