San Pedro Sula, Honduras
junio 21, 2021 4:53 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

¿SPV? Sindrome postvacacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

EUREKA
CONSULTORIO PSICOLÓGICO
Irazema Ramos / Psicóloga
Escríbenos tu consulta al correo: eureka©elpais.hn 

El tiempo, como tal, siempre será siempre relativo, un suceso feliz lo acelera y un proceso doloroso lo frena. Cuando llegan las vacaciones o días libres por alguna celebración, nos llenamos
de tanta energía, de mucho entusiasmo, pensamos hacer tantas cosas, que sentimos que el tiempo no nos ajusta. Pero, pasados estos días, viene el agotamiento mental y corporal, del cual es difícil desprenderse.

En lo personal yo no estoy de acuerdo en poner nombre a todo lo que nos pasa, pero los seres humanos tendemos a categorizar y etiquetar todo lo que nos ocurre para poder entenderlo mejor.

Es por ello que los expertos definen el SÍNDROME POSTVACACIONAL, como el estado de incomodidad y desagrado que provoca adaptarse nuevamente a la rutina, después de un periodo de vacaciones, de ocio y de descanso, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.

SÍNTOMAS QUE SE PRESENTAN: Pueden variar de tipología e intensidad según sea el caso, ya que cada entorno, responsabilidades u obligaciones son diferentes, pero, por lo general, el síndrome postvacacional se caracteriza por un cuadro de características comunes al estrés:

• Decaimiento.
• Apatía y malestar.
• Falta de energía.
• Sensación de hastío.
• Percepción de no ser capaz de adaptarse de nuevo al entorno laboral.

LO IDEAL ES prevenirlo, evitar su aparición. Para ello, pueden llevar a cabo algunas conductas como:

• Puede dejar un día antes del final de nuestras vacaciones para su adaptación, ya que esto nos permite prepararnos física y mentalmente para el retorno a la actividad laboral.
• Adaptar los horarios a los habituales de forma suave y progresiva, poco a poco volver a lo común y cotidiano.
• Empezar de manera gradual con las actividades de trabajo, comenzar con las que resulten más agradables. Y si usted acostumbra llevar trabajo a casa, no lo haga en los primeros días.
• Aprovechar los tiempos de descanso para realizar alguna actividad agradable, para las relaciones sociales entre compañeros o familiares.

Si usted empezó esta semana con el ceño fruncido y el rostro amargado, intente llevar a cabo alguno de estos consejos, ya que la mente tiene sus propios estilos y ama todo aquello que le repite un buen recuerdo, así que, ahí donde está, en medio de su jornada laboral, le aseguro que también ha tenido buenos momentos, haga memoria de alguno de ellos y dele un “Me encanta” para refrescar un poco su estado de ánimo.


Eureka te invita a buscar ayuda de un profesional de la salud mental. Escríbenos y cuéntanos parte de tu historia al correo: eureka@elpais.hn, tu relato será anónimo y lo tendremos como testimonio de voz para las demás personas que sufren en silencio.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP