San Pedro Sula, Honduras
mayo 13, 2021 1:05 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

¿Desobediencia? La autoridad se fundamenta primero en la razón

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

EUREKA
CONSULTORIO PSICOLÓGICO
Irazema Ramos / Psicóloga 
Escríbenos tu consulta al correo: eureka@elpais.hn  

A lo largo de mi experiencia clínica, considero que los principales motivos de consulta en la infancia y adolescencia son los trastornos de conducta, pero la mayoría de ellos tienen un origen emocional, que muchas veces nacen en lo privado del seno familiar. En donde también se mezclan trastornos emocionales y sale también a relucir el tema de la crianza parental, que va desde la negligencia hasta una relación autoritaria.

Respecto a los problemas de conducta, entre los 6 y 18 años son remitidos más niños que niñas. El Manual Diagnóstico DSM-IV menciona que entre los trastornos de inicio en la infancia, se encuentran los denominados trastornos de la conducta.

Y entre ellos enumera el trastorno negativista desafiante, el trastorno disocial y trastorno del comportamiento perturbador no especificado.

Pero, en muchos casos clínicos, los pacientes no cumplen con la mayoría de los criterios que se especifican para ser diagnosticados bajo la categoría de alguno de estos trastornos, por lo que en muchos casos se trata de un problema conductual común, pero no deseable, como la desobediencia.

La conducta de desobediencia es la negación a iniciar una conducta cuando alguien la demanda y en un tiempo determinado. Algunos teóricos de la psicología, dividen la conducta de desobediencia en cuatro formas distintas (Larroy, 2007):

1. – El adulto da una orden y el niño no la cumple pasado un tiempo determinado (20 segundos).

2. – El adulto pide al niño que deje de hacer una conducta y el niño no deja de hacerla en un tiempo determinado (20 segundos).

3. – El niño realiza conductas que están implícitamente prohibidas (ej., jugar al balón en el salón).

4. – El niño no realiza conductas que son implícitamente obligatorias (ej., lavarse los dientes después de comer).

Es complicado delimitar lo que son conductas desobedientes de las que no lo son. Y es también necesario aclarar que el oposicionismo constituye una base de desarrollo evolutivo normal en niños de 3 años y en los adolescentes.

Ya que las conductas relacionadas a la terquedad, el negativismo o la oposición, forman parte del desarrollo de la personalidad, brindando asertividad y la inteligencia emocional y social que todos necesitamos.

Además, sabemos que en nombre del concepto equivocado que podemos tener de obediencia, se comenten crímenes, actos indignos y aberrantes.

Se considera desobediencia aquellos comportamientos problemáticos en función de:• Frecuencia, variedad o unicidad de las conductas desobedientes.

• La gravedad de las mismas, si ponen en riesgo la integridad física del individuo.
• La diversidad de ambientes en las que la persona las muestra.
• La conducta negativa está generando problemas importantes en las relaciones parentales o familiares.
• Si la conducta interfieren en el desarrollo normal del niño.

Para concluir les dejo un párrafo muy significativo del capítulo 10 del libro: El Principito.
El general dijo:

– Si ordenara a un general volar de una flor a otra como una mariposa, o escribir una tragedia, o convertirse en ave marina, y si el general no ejecutara la orden recibida, ¿quién estaría en falta, él o yo?

– Sería usted – dijo con firmeza el principito.

– Exacto. Debe exigirse de cada uno lo que cada uno puede dar -prosiguió el rey- porque la autoridad se fundamenta, en primer lugar, en la razón.


Eureka te invita a buscar ayuda de un profesional de la salud mental.  Escríbenos y cuéntanos parte de tu historia al correo: eureka@elpais. hn, tu relato será anónimo y lo tendremos como testimonio de voz para las demás personas que sufren en silencio.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad