San Pedro Sula, Honduras
junio 21, 2021 3:24 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Primarias y a juntar los pedazos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

José Adán Castelar 

La primera gran noticia fue que las elecciones primarias se realizaron; hubo voces, sospechas y quizás hasta intenciones de parar el proceso; pero a trancas y barrancas una gran cantidad de hondureños fuimos a votar con entusiasmo, rencor, odio, alegría y algunas esperanzas.

Hizo un buen día en casi todo el país, un solazo alegraba la jornada y apretaba el calor, y muchos se soltaron porque desde hace un año estábamos con toque de queda ininterrumpido, ya sabemos, obligados por el maldito coronavirus que está en cada rincón esperando los descuidos.

Y eso merece un párrafo aparte: en algunos centros de votación era como si el virus no existiera: sin mascarillas, aglomerados, les valía; incluso algunos precandidatos que se declararon ganadores por la noche, eufóricos, irrespetaron las medidas. Seguro que los médicos esta semana sumarán -lamentándolo- muchos casos más.

Lo único es que todavía no hay un ganador… bueno, un ganador oficial, porque la falta de dinero y la negativa de algunos impidieron que esta vez tuviéramos la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares, el famoso TREP, que nos permitía enterarnos la misma noche por dónde iban los tiros.

No es que ahora no lo sepamos, porque la encuesta a boca de urna, es decir, preguntarle en la salida al votante por quién votó, deja un panorama más o menos claro, pero como no es oficial da espacio para que los supuestos perdedores duden del resultado, y prolonga las esperanzas de quienes sueñan ganar.

El tiempo y los diferentes comicios han enseñado que la tendencia del sondeo a boca de urna casi nunca cambia, particularmente cuando la diferencia entre los contendientes se agiganta; el lío está cuando los resultados son muy ajustados; con la duda llega la suposición, la conjetura, la denuncia de fraude.

Así que tendremos que esperar varios días para saber exactamente quién gano, o quiénes, porque nos ocupamos esencialmente de los candidatos presidenciales, pero también cruzan los dedos y suman actas los aspirantes a las alcaldías y los cientos de precandidatos que aspiran a tener un asiento en el Congreso Nacional.

Pasadas las actas y los resultados vendrá una etapa crucial para nuestro país, y eso depende de la actitud de los actores políticos, que se han despedazado en los últimos años, y afloran un odio ciego, desmedido, tanto, que la rivalidad se transformó en enemistad tenaz, que se derrama hasta sus seguidores, y esto es un hervidero insufrible.

En este oficio de palabras nos toca hablar con todos los bandos, y cada uno creer tener razón en su abominación, su aborrecimiento, sus deseos funestos contra el otro: los liberales odian a los nacionalistas y a algunos libres; los libres odian a los nacionalistas y a algunos liberales; y los nacionalistas odian a liberales y libres. Un gráfico sería interesante.

¿Surgirá alguien en estos tres partidos o fuera de ellos, con más cordura y menos intereses personales, que junte todos estos pedazos de Honduras? A lo mejor no se han enterado que una actitud conciliadora, decente, justa, puede ayudar a zurcir esta sociedad rota.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP