San Pedro Sula, Honduras
junio 21, 2021 7:10 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Cuando los tramposos triunfan

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Otto Martín Wolf

Hace algunos años, Lance Armstrong -antiguo súper campeón ciclístico- fue despojado de siete medallas de oro que ganó en igual número de competencias en La Vuelta de Francia.

Armstrong lideraba un grupo de ciclistas que hacía toda clase de trucos, el último descubierto -y que le costó la deshonra- fue que, después de cada jornada, cambiaba su sangre por otra suya más oxigenada que tenía en reserva en un remolque que le seguía por toda la ruta.

Al día siguiente estaba como nuevo, sin que el cansancio se le acumulara.

Hasta ahí con Armstrong.

Quiero referirme a los ciclistas que no ganaron todas esas competencias debido al fraude. ¿Qué pasó con sus carreras? ¿Qué sucedió con sus sueños destruidos por la trampa?

¿Ha pensado alguna vez en todos aquellos genios potenciales nuestros que jamás descubren o revelan su creatividad pues carecieron de oportunidades?

¿Un magnífico matemático que nunca fue a la escuela? ¿Un brillante músico que no tuvo contacto con un instrumento musical?

¿Cuántos talentos ha perdido el país por falta de oportunidades?

Algunos hondureños que salieron del país alcanzaron en el exterior lo que jamás hubieran soñado aquí. Científicos, creativos, hombres de negocios, artistas.

¿Cuántos talentos hemos perdido en toda nuestra historia?

¿Cuántos se perderán en el futuro si no abrimos de alguna manera las oportunidades a todos?

Piense en esos campesinos montaña adentro, ¿tenemos ahí un Einstein, Beethoven, Gates o Jobs que jamás llegarán a serlo?

Debemos hacer algo y rápido, para no seguir negando oportunidades y perdiendo talentos.

Finalmente, ¿cuántos estadistas, gente honrada y talentosa, patriotas sinceros, idealistas limpios se pierden cada vez que políticos -con más recursos, contactos y mañas- alcanzan posiciones que solo sirven para mantener el país donde, lamentablemente, se encuentra?

También en la administración pública se pierden en cada campaña, en cada elección aquellos que quizá tenían más talento, decencia y capacidad para administrar y cambiar el país. Las barridas usuales después de cada cambio de gobierno.

Ni los ciclistas que perdieron debido a la trampa tendrán jamás esas medallas y tampoco Honduras recuperará esos valores.

No voy a mencionar nombres, pero hace mucho tiempo se acercaba a mi lugar de trabajo un muchacho, apenas un niño, quien me hacía algunos mandados y ayudaba a limpiar mi auto.

Poco a poco me fui dando cuenta del interés que tenía en estudiar. Le ayudé como pude, nada importante. Lo que realmente contó fue que el muchacho aprovechó la oportunidad.

Eso, sumado a su empuje y a pesar de las múltiples dificultades que habrá tenido que enfrentar, finalmente pagaron cuando se graduó de abogado, obtuvo un excelente empleo en una organización internacional, abrió un bufete, desarrolló una linda familia… ¡un triunfador!

Una vida exitosa gracias a una oportunidad.

¿Cuántos, como él, jamás la tienen?

¿Cuántos nunca las tienen debido a los intereses políticos?

¿Cuántos talentos y valores se pierden debido a los Armstrong de la política?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP