San Pedro Sula, Honduras
junio 21, 2021 8:03 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

¿Es posible viajar en el tiempo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Otto Martín Wolf 

El tema no es nuevo, se ha tratado infinidad de veces, empezando con la novela “La Máquina del Tiempo”, del autor británico HG Wells, publicada en 1895 de la cual se han hecho varias películas y series de televisión.

Y, más importante, los conceptos que diferentes científicos plantean sobre esa posibilidad, así como las frecuentes y siempre abundantes teorías de la conspiración.

Viajar en el tiempo, hacia el futuro o el pasado.

Uno de los más grandes científicos que han existido, Albert Einstein, desarrolló una teoría denominada Relatividad Especial.

Puesto de una manera sencilla (la complicada no la entiendo) asegura que el espacio y el tiempo son la misma cosa: Tiempo espacial, en el cual la velocidad de la luz –300 mil kilómetros por segundo– tiene una gran importancia y que, si lográramos movernos a esa velocidad, relativa a otros objetos, el tiempo transcurriría más lentamente para nosotros.

Difícil de comprobar porque estamos muy lejos de poder siquiera acercarnos a esa velocidad. No obstante, se han hecho experimentos con objetos viajando a gran velocidad -no la de la luz desde luego- y los relojes comparativos han mostrado pequeñas diferencias.

De igual manera, si viajáramos a la velocidad de la luz durante 5 años, para los que no lo hagan habrán transcurrido nada menos que cincuenta años.

En mi criterio (y sin intentar contradecir a Einstein ni mucho menos) en realidad no viajaríamos hacia el futuro si no que, debido a la gran velocidad, para nosotros el tiempo transcurriría más lentamente.

El efecto sería más o menos como de hibernación, según lo vemos en algunas películas.

Estamos lejos de poder comprobarlo en la práctica, pero la idea se presta para interesantes especulaciones.

Por ejemplo: ¿Podríamos llegar a ser más jóvenes que nuestros nietos?

Yo diría que en realidad -y basados en esa teoría- seríamos menos viejos que nuestros nietos, vaya usted a saber.

En conclusión, no se puede viajar al futuro, lo que se lograría es envejecer más lentamente, lo cual sería fantástico y muy deseable. ¿Y qué tal viajar al pasado?

En el campo de la ciencia ficción yo he fantaseado con una máquina (una cámara termográfica) pero capacitada para medir a voluntad las temperaturas en el pasado y, con ello, obtener fotografías y hasta filmados (con sonido, de ser posible) de lo que pudo haber ocurrido en cualquier lugar y en cualquier época.

Claro que eso no permitiría viajar al pasado, más bien observar cómo fueron las cosas.

¿Los últimos instantes antes de que se estrellara el asteroide que terminó con los dinosaurios? ¿La verdad sobre muchas leyendas del pasado, la guerra de Troya, la Atlántida o el desembarco vikingo en América antes que lo hiciera Colón?

¡Qué maravilla poder presenciar la realidad de la historia!

Pero no se puede, esa máquina soñada no existe (quizá en el futuro).

Pero sí tenemos una muy buena forma de conocer mucho del pasado. En primer lugar, estudiar historia, apoyados en ciencias como la paleontología, arqueología y otras, cada vez dotadas de mejores técnicas y nuevos equipos científicos.

De esta manera sí es posible visitar el pasado.

En cuanto al futuro ya lo estamos haciendo, todos los días, a cada instante y como se dice frecuentemente “viajamos hacia el futuro un día a la vez”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP