San Pedro Sula, Honduras
junio 21, 2021 4:38 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

ASP prepara millonaria demanda contra alcaldía sampedrana

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

El gerente de ASP muestra la cantidad de documentos de intercambio epistolar y de otros trámites realizados con la alcaldía sampedrana. / El área delimitada en amarillo, al sureste del Estadio Olímpico, es donde deberían haberse construido las plantas de tratamiento, pero los predios fueron invadidos en el 2016.

Desde el 2016 los terrenos donde debieron construirse las plantas de tratamiento están invadidos. Acusan a la municipalidad de no querer resolver el problema. 

SAN PEDRO SULA. Los sampedranos seguirán contaminando el Chamelecón y otros ríos y quebradas de la ciudad porque las negociaciones entre la concesionaria Aguas de San Pedro (ASP) y la alcaldía para construir una planta de tratamiento de aguas servidas se mantienen en punto muerto.

El gerente de ASP, Maurizio Chiovelli, señaló que a lo largo de casi 19 años de concesión han realizado diversos acercamientos con la municipalidad, pero casi han agotado las instancias por lo que estarían preparando documentación para presentar una demanda ante una instancia de arbitraje internacional, posiblemente en París, para hacer que el contrato se cumpla.

“Es una demanda millonaria. No sé en este momento (de cuánto sería). Estamos ya preparados, todos los documentos están listos por parte de los abogados”, indicó Chiovelli.

El ejecutivo dijo estar seguro que las autoridades municipales “no quieren la concesión, no quieren a Aguas de San Pedro”.

Indicó que los problemas no son solo en el área de aguas servidas, sino también están bloqueadas nuevas inversiones en el tema de agua potable porque no se ha nombrado un consultor internacional para revisar los proyectos y tarifas. “Hemos enviado los nombres de tres empresas. Tenían que hacer la licitación y no hicieron nada. Por eso no podemos hacer inversiones ahorita en agua potable, estamos sufriendo, manteniendo en esta pandemia una situación de normalidad pero no sé hasta cuándo”.

UN LARGO PROCESO

Aguas de San Pedro nace tras la firma entre la alcaldía sampedrana y ACEA y Otros, el 7 de octubre del 2000, pero entra en funcionamiento de manera oficial el 1 de febrero de 2001 con una concesión de 30 años. Por tanto el acuerdo termina en el 2031, con posibilidades de renovación por 10 años.

Como parte del contrato se estableció que a partir del sexto año de la concesión, ASP debía estar tratando al menos el 25 por ciento de las aguas servidas; a partir del octavo año, el 50 por ciento; y el 85 por ciento a partir del décimo año.

Para cumplir esas metas, en el año 2004, ASP presentó a la municipalidad un Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario, el cual aún está pendiente de ser aprobado por los munícipes. Como contraparte, el contrato obligaba a la alcaldía a proporcionar los terrenos para construir, inicialmente, lagunas de oxidación.

En el 2011 y a instancia de las partes, la consultora chilena INECON revisó y actualizó el Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario, donde excluye el concepto de lagunas de oxidación e introduce el de plantas de tratamiento

En ese momento se estimó el costo de la obra en 123.2 millones de dólares y la consultora determinó que los incrementos tarifarios necesarios para garantizar a ASP la recuperación de las inversiones en el periodo que quedaba de la concesión eran “social y políticamente no viables”.

A partir de allí se analizó obtener recursos por parte del gobierno municipal o nacional de forma no reembolsable o a intereses muy bajos, pero nada se concretó.

En agosto de 2013 la alcaldía entregó los terrenos a ASP, al sureste del Estadio Olímpico, un sitio distinto al planteado por el Plan Maestro, lo que generó nuevas revisiones de costos y cálculo de tarifas, que fueron presentadas a la alcaldía en enero de 2014. En ese momento ya el costo de la obra había subido a 195 millones de dólares.

Chiovellí señala que la entrega de los terrenos se hizo solo “en papel” y no de forma real, pues nunca hubo delimitación del sitio.

En el 2015 una auditoría sugirió a la Unidad de Concesiones gestionar el cercado de los terrenos, su limpieza y aseguramiento. Sin embargo, esto no se atendió y un año después, en el 2016, fue invadido, al grado que hoy en día existen dos colonias con sus patronatos legalmente reconocidos, viviendas de concreto, escuelas e iglesias.

“Para empezar la obra debemos tener el terreno, pero está invadido y yo no puedo hacer nada porque la propietaria es la municipalidad, no es propiedad de Aguas de San Pedro. No puedo hacer ningún tipo de acción de confrontación a los Invasores, quien tiene que promover esa acción es la municipalidad”, explicó Chiovelli.

Diario El País consultó el punto de vista municipal sobre el tema pero no hubo respuesta.

«Para resolver esto de manera ‘pacífica’ tenemos que ser dos. Un arreglo directo significa reconocer ‘dónde he fallado yo, dónde has fallado tú’ para que haya un punto de encuentro, pero ellos no quieren”. Maurizio Chiovelli, gerente de Aguas de San Pedro 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP