Impotencia y dolor en el entierro de Keyla Martínez

Fecha:

Compartir:

Familiares, amigos y ciudadanos de la ciudad de La Esperanza, Intibucá, despidieron este miércoles los restos mortales de la joven universitaria Keyla Martínez, víctima de un cruel homicidio ocurrido cuando se encontraba bajo custodia de la Policía Nacional.

En un ambiente de dolor e impotencia los dolientes le dieron su último adiós a la joven de 26 años de edad cuyo sueño era graduarse de la carrera de enfermería.

Mientras el féretro de la universitaria cubierto por la bandera de la carrera de Licenciatura de Enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), llegaba al cementerio general de La Esperanza, muchos de los presentes exigieron justicia para que el crimen no quede impune y que se aplique todo el peso de la ley contra los policías involucrados.

Amistades de la fallecida recordaron que fue una joven alegre, humilde y con un don de servicio muy grande, mientras condenaban su muerte.

‘A ella todo mundo la quería, nosotros conocemos la clase de hija y hermana que fue, esto no se va a quedar así, nosotros esperamos que se haga justicia, les agradezco de corazón que estén esta mañana acompañándonos’, dijo entre lágrimas Norma Rodríguez, madre de Keyla.

Por su parte, Luis Martínez, padre de la joven, exigió a las autoridades un verdadero saneamiento en las instituciones encargadas de velar por la seguridad y bienestar del pueblo.

‘Es muy difícil poder expresarse en situaciones como esta, quiero pedirle a las autoridades honestas que aún quedan en las instituciones del Estado por favor devuélvanle la dignidad a esas instituciones y al pueblo’, expresó el hombre.

‘Por favor no sigan matando al pueblo inocente, castiguen al delincuente, pero no a las vidas que vinieron a tratar de tener una Patria más digna’, señaló Martínez.

El Ministerio Público (MP), confirmó ayer que la joven murió de forma homicida por asfixia mecánica y no por suicidio como señalaba el reporte inicial policial.

Martínez Rodríguez, fue recluida el fin de semana en una celda de la posta policial de La Esperanza, Intibucá, donde según el reporte de la Policía, se ahorcó con su camisa, por lo que fue trasladada al Hospital “Enrique Aguilar Cerrato”, donde los médicos indicaron que llegó sin signos vitales.

Martínez Rodríguez cursaba el último año de enfermería en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y fue retenida el sábado anterior tras una denuncia al 911 de escándalo en la vía pública.

La joven se transportaba en un auto con un médico, en supuesto estado de ebriedad, al momento que fueron requeridos y trasladados a la posta policial por incumplir el toque de queda impuesto debido a la pandemia de COVID-19.

Noticias Relacionadas

Más de 41 años de prisión para implicado en asesinato de exdiputada

El Tribunal de Sentencia condenó este lunes a 41 años de prisión más ocho meses a Denis Abel...

Empleados públicos de Honduras disfrutan hasta unos 88 días libres

TEGUCIGALPA: Los trabajadores asalariados hondureños se aprestan para disfrutar de 5 días libres, como parte del Feriado Morazánico,...

Copeco extiende alertas por 24 horas en todo el país

La Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgo y Contingencias (COPECO), extiende alertas por 24...

Unas 17 colonias capitalinas propensas a deslizamientos según geólogos

Unas 17 colonias y barrios de Tegucigalpa están propensos a deslizamientos de acuerdo con geólogos, respaldados por estudios...