San Pedro Sula, Honduras
julio 30, 2021 7:53 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

SIN RODEOS: Iniciamos el 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Edgardo Rodríguez
Politólogo y periodista 

El grosero y trágico 2020 murió, es momento de mirar prospectivamente el nuevo año. Ya destacados líderes políticos, empresariales y académicos están avizorando lo que nos depara el 2021. Para el caso, en una entrevista con NBC Today, el magnate Bill Gates, cree que la crisis por COVID-19 en Estados Unidos terminará el segundo trimestre de 2021. Sin embargo, Gates, quien financió varios proyectos para encontrar la vacuna, añadió que en ese país los próximos cinco meses se ven bastante sombríos, dado que con el invierno se espera que los contagios aumenten considerablemente.

Otro de los expertos que cree que la pandemia debería estar controlada a mediados de 2021 es Anthony Fauci, el consejero sobre el coronavirus de la Casa Blanca. Declaró en The Wall Street Journal que eso solo pasará si se implementa un programa de vacunas de manera adecuada y agresiva. Por su parte, el Banco Mundial ha dicho que en el 2020 la actividad económica de las potencias se contrajo un 7%. El Banco Mundial precisa que 720 millones de personas ya viven en la extrema pobreza (representan 9.4% de la población mundial), de ese total 114 millones son el resultado directo del coronavirus.

El Nobel de Economía, Josepg Stiglitz, en una entrevista reciente consideró que no habría recuperación económica hasta que se controle la pandemia. Stiglitz señaló que la virtualidad y la robotización de las labores cobren cada vez más importancia para la recuperación de los sectores. Para el economista más del 50% de los viajes de negocio y más del 30% de los días en la oficina desaparecerán. Antes de la pandemia, la digitalización de procesos era un poco torpe, pero ahora la gente la está usando tanto que nos sorprenderá lo rápido de su uso. Este nuevo año se impone la necesidad de apostar por el comercio electrónico, priorización del buen manejo del flujo de efectivo, en lo personal y en los negocios.

En otro aspecto, los expertos recuerdan que después de los ataques terroristas de 2001 a Estados Unidos y la epidemia de SARS de 2003, el turismo mundial temporalmente se redujo drásticamente, pero se recuperó rápidamente en todas partes. Es por ello que existe confianza que esa actividad, tan importante para las economías de los países y en Honduras también, se normalice después de mayo de 2021; y que gradualmente, el sector turístico volverá a la normalidad para 2023.

Para Yuval Harari, filósofo y académico judío, al referirse sobre las consecuencias de la COVID-19 ha señalado que, si cada país se dedica a velar exclusivamente por sus intereses, se provocará una recesión gravísima en todo el mundo. Los países ricos como Estados Unidos, Alemania y Japón, podrán de un modo u otro salir más o menos airosos de la pandemia. Sin embargo, las naciones pobres de África, América Latina y Asia corren el riesgo de hundirse por completo. Estados Unidos puede permitirse el lujo de financiar con dos billones de dólares un plan de rescate de su economía, pero países como Ecuador, Honduras, Nigeria, Pakistán y otros muchos más, no cuentan con recursos suficientes. Plantea Harari que necesitamos un plan de rescate económico mundial.

En Honduras comienza un nuevo año complicadísimo en lo económico, social y político. Acudiremos en marzo a las elecciones primarias con un fuerte debate crítico sobre el nuevo censo y la nueva identificación, hay demasiado ruido en torno a estos dos aspectos torales, poca claridad si el Registro de las Personas cumplirá satisfactoriamente sus promesas, de no lograrlo, la confrontación desde la oposición será indetenible. Por el lado de la pandemia esperamos que, lo más pronto que se pueda, empecemos a recibir la famosa vacuna, que nos devuelva la esperanza de superar esta catástrofe de salud pública.

Y en el sector de la economía toca el reto enorme de empezar a recuperar las empresas, los pequeños negocios, los empleos perdidos y la caída en la recaudación fiscal. Paralelamente y no menos importante, toca impulsar la reconstrucción de la infraestructura, con transparencia y con mejores estándares y normas en la construcción. No se trata de volver a hacer un puente, una carretera o una vivienda, de lo que se trata es de fabricarlos con nuevos y mejores requisitos, que los hagan más resistentes a los efectos del cambio climático. Después del huracán Mitch ingenuamente creímos que eso cambiaría, pero no sucedió así, se siguió construyendo mal, como siempre. Aquí el Colegio de Ingenieros y Arquitectos, entre otros, tienen mucho que explicar a la ciudadanía. Este 2021 será un año complicadísimo, veremos de qué estamos hechos los hondureños.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP