San Pedro Sula, Honduras
julio 30, 2021 9:33 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

EL UNICORNIO IDEOLÓGICO: Solos, pero saldrán adelante

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Héctor A. Martínez
sabandres47@yahoo.com 

Me he tomado el tiempo para hacer un “collage” de reportajes periodísticos y de reportes de amigos y familiares, con el propósito de evaluar la situación en las comunidades afectadas por el paso de los huracanes Eta y Iota, principalmente en el Valle de Sula. La conclusión es tácita: pasada la emergencia solo queda la desolación y el desaliento, lo que prueba que la gente se las arregla como puede porque no le queda otra opción que encargarse de sus propios problemas, valiéndose de los escasos medios a su disposición.

A pesar de la cultura del “atenimiento” del catracho promedio, es decir, a esperar por que otros nos traigan la ayuda de gratis, los pobladores han comenzado a ingeniárselas para expulsar el agua, el lodo y las pertenencias que ahora pasaron a la categoría de desechos sólidos no reciclables. La gente se dio cuenta que, con el paso de los días, la bondad y el voluntariado se disipan de a poco. Claro que miles acudieron al llamado de auxilio proveyendo -con voluntad cristiana unos y, con propósitos de propaganda otros-, de alimentos, ropa y medicinas a los damnificados. Muchos albergaron en sus casas a seres queridos y amigos, en un gesto de humanidad pocas veces vista. Tampoco se puede negar la presencia inmediata de los medios de comunicación que llevaron a los sitios de los desastres, no solamente la cobertura del evento, sino también la colaboración material como un servicio agregado al ejercicio periodístico, lo cual se ha vuelto una costumbre desde que la población se percató de la ineficacia y la demagogia de las instituciones estatales. En fin, los hondureños demostraron con lance, la fraternidad desinteresada hacia los compatriotas que quedaron, literalmente en la calle, relegados a su suerte.

Lo que podemos apreciar en el Valle de Sula, es que comunidades enteras siguen sin asistencia de ningún tipo, por varias razones: una de ellas es que los servicios públicos no sirven o no funcionan, incluyendo el tren de aseo necesario para sacar las toneladas de ese lodo fecundo en gérmenes de toda suerte. Además, el proceso de limpieza rebasa la contabilidad de los costos: implica expulsar el agua lodosa con bombas especiales que resultan demasiado caras, de modo que los pobres solo pueden esperar a que el sol haga su parte sublimadora. Retirar la basura exige un esfuerzo de cooperación que conlleva tiempo y paciencia, porque se trata de materiales sólidos que han formado una sola organicidad con el sedimento endurecido; o pagar hasta mil lempiras diarios a un par de mozalbetes para retirar los despojos de viviendas y calles destruidas. En suma: el panorama es bastante desolador en este momento, y solo el tiempo que pasa con la eternidad de Ixión castigado en la rueda ardiente, podrá sanar la decepción de los afectados, con un poco de paciencia y con mucha cooperación familiar.

La comida gratuita y los militares en labores de limpieza -como se exhibe en la propaganda oficialista del gobierno-, apenas alcanza para un par de comunidades afectadas. Mantener hombres y máquinas, exige una logística de primer orden y mucha plata invertida. Solo los incautos suponen que la ayuda estatal es infinita y que fluye a raudales, pero, la realidad es otra, desde luego. Para muestra, el botón en La Mosquitia o los campos bananeros de La Lima, donde -en este momento-, se necesitan brazos y maquinaria en cantidades industriales.

Esa trillada expresión de que “Solo el pueblo salva al pueblo”, es una verdad innegable, y quien se la haya inventado ha enviado un mensaje de pesimismo y de fatalidad fundamentado en la cruda experiencia de nuestra historia. Las mismas víctimas de las catástrofes bien saben que están solas, pero que, tarde o temprano saldrán adelante sin esperar por milagros ni ayudas de gratis.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad EP

Recientes

Publicidad EP

Publicidad EP