San Pedro Sula, Honduras
mayo 13, 2021 10:14 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Lo que se perdió en el periodismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Elmer Manuel Pavón 

A no dudarlo, el periodismo es un factor fundamental en cualquier sociedad del mundo. No solo por su labor informativa, también por su función de auditor social, por su misión de incomodar al poder, de obligarlo a rendir cuentas al pueblo.

En Honduras la labor periodística tiene sus características particulares, por muchas razones, esto más, en algunos aspectos, todavía le quedan a deber a nuestra sociedad.

Con la evolución de la comunicación a nivel mundial, se ha avanzado mucho con la tecnología, sin embargo, en el transcurso del tiempo se han perdido algunas cosas en el ejercicio de la profesión, en el caso específico de nuestro país, a continuación, nombraremos algunas.

En el periodismo deportivo recordamos que los diarios La Prensa y Tiempo, en los años setenta y ochenta tenían editoriales para esta sección.

En La Prensa estaba la columna del doctor Juan Leonardo Alvarado (QDDG), y Tiempo con la columna Deportímetro de Mariano Perdomo Vallecillo (QEPD); piezas periodísticas del deporte para la orientación y crítica fuerte y constructiva.

El 28 de diciembre, fecha durante se celebra el Día de los Inocentes, algunos medios de comunicación utilizaban este día para sorprender al lector u oyente, con noticias falsas, pero que, al mismo tiempo, era un deseo del pueblo hondureño, de que esas noticias fueran ciertas, después hacían las aclaraciones.

Se utilizaba la información para, al mismo tiempo, aprovechar para hacer las críticas fuertes que el caso ameritaba. Diario Tiempo sacaba un suplemento especial denominado Tiempito, y colocaba muy bien escondida la aclaración, todo esto no dejaba de incomodar y hacer reflexionar a las personas mencionadas en las noticias del Día de Inocentes; esta modalidad de periodismo se perdió. Existían secciones en deportes y noticias generales sin identificar al autor, en donde se criticaba y denunciaba con objetividad, hasta cierto punto era comprensible cuidar el anonimato del escritor, por la forma combativa en que se escribía.

En el último periodo de reelección de Rafael Callejas como presidente de FENAFUTH, esta elección fue un gigantesco fraude. Es uno de los capítulos más negros del fútbol hondureño.

Bajo este escenario, observamos un silencio casi total de la prensa, en especial la deportiva. Me parecía increíble observar un mutismo casi total de esta situación, no se referían al tema, una cobardía e irresponsabilidad pocas veces observadas en la historia del periodismo, esto no es posible.

Comprendemos hasta cierto punto a la prensa que trabajaba con los medios de comunicación, cuyo propietario es cómplice de la situación fraudulenta, pero los demás …. Sí que es más vergonzosa la actitud de sigilo.

Luego se da lo de FIFA Gate, la situación igual, una actitud copia al papel carbón.

Nos luce ilógico que en algunos medios se toquen temas o problemas de otros países, sin tener los conocimientos para hablar con propiedad de esos asuntos del extranjero; en tanto deliberadamente por diferentes causas se ignoran los nuestros.

Aparte de eso hacen el papel de candil de la calle y oscuridad de la casa, lógicamente porque les conviene.

Cuando el periodismo se aparta de sus roles como ser auditor social, responsable, equilibrado, denunciante, entonces estamos colaborando grandemente al oscurantismo de la sociedad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad