San Pedro Sula, Honduras
diciembre 3, 2020 1:46 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

LA BONDAD

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Deseable para todos es encontrar a una persona buena. En el sentido estricto de esta Honduras de los tiempos de pandemia, pareciera difícil lograrlo, pero sí se hallan. Antes que nada, no se puede confundir la bondad con la estupidez, cosas muy diferentes. El hombre bueno sabe que está haciendo el bien sin esperar nada a cambio y tan solo con el deseo de que el mundo, que Honduras sea mejor, el estúpido lo hace sin saberlo o quizá solo esperando una pequeña recompensa.

Siendo egoístas ese es el deseo, pero por qué no ser uno mismo una de esas personas buenas que tanto se necesitan hoy en día, que no ponga antejuicios o todo lo vea de acuerdo con prejuicios e intereses malsanos. Antes de pretender hallarlo, es mejor ser cada quien una persona bondadosa. Podría uno adquirir el compromiso de crecer en todo lo que se pueda como ser humano, quizá al hacer oración ante el Ser Supremo, indistintamente de la fe que se profese, siendo agradecidos y tener siempre presente ese compromiso. Aparte de ello, Algunos rasgos que no son producentes incluyen ser egocéntricos, arrogantes, egoístas, críticos, ásperos, duros, etc. Se podría trabajar en ellos uno por uno. Puede ser difícil intentar reformarse de una vez, quizá poco a poco, un pequeño porcentaje diario, aflojar las marcas y los paradigmas negativos.

Una idea podría ser un patrón de conducta, esto no solo va de la mano con la gente llana y sencilla, es menester para los profesionales, los encumbrados burócratas o empresarios exitosos, a seguir como modelo para ser como se quiere. Ser bueno no es sinónimo de ser tonto. Tener un modelo a seguir inspira y nos da una imagen de cómo se puede ser. Algunas personas que inspiran incluyen quizá a un santo, un líder religioso, un deportista, un iluminado; al final sin uno sin darse cuenta, se convierte en modelo para los demás por precisamente iluminar con la bondad, que, aunque no hace ruido, sí ilumina y poderosamente.

Precisamente hoy Honduras necesita de bondad, ya que lastimosamente en muchos sectores campea lo contrario causando dolor y luto. Por ello uno de los puentes poderosos para llegar a ese destino es el respeto y amor a los padres, esto condiciona fuertemente el corazón del ser humano, tanto así que hasta en la Biblia aparece esto como cuestión sujeta a la recompensa de larga vida. Según como sea uno con sus padres así será con su pareja, familia y sociedad. Asimismo, debería pensarse en cómo puedo ser un mejor amigo para los amigos primero antes de esperarlo de los demás. Los amigos son hermanos que nos regala la vida, no son casualidades, y uno debe ser buena amigo, tender la mano bondadosa antes las dificultades de los demás, eso crea un nexo fuerte y hace crecer enormemente la bondad.

Dicen algunos sabios que para vivir mejor hay que ser mejor. No hay otra ruta incluso la de hacer daño a los demás para quedar con ganancias pingües que no podrán ser disfrutadas a plenitud. Honduras necesita de ello, pensemos en cómo comenzar o seguir en esa ruta: la bondad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad