San Pedro Sula, Honduras
octubre 28, 2020 10:38 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

La punta del iceberg

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

EUREKA Q
CONSULTORIO PSICOLÓGICO
Irazema Ramos / Psicóloga
Escríbenos tu consulta al correo: eureka@elpais.hn

Viernes por la tarde, entraron a mi celular cuatro llamadas de un número desconocido. Fruncí el ceño y envié un mensaje de texto diciendo que estaba atendiendo algo y que por favor respondiera primero mi mensaje, para saber en qué podía ser­virle y conocer entonces el motivo de las insistentes llamadas. Escribió: Soy Adonis, valga la explicación que Adonis era el apodo que le había puesto su esposa, pero había casi adopta­do como nombre propio, su mensaje decía: es urgente que mi esposa reciba terapia, el uso de las redes sociales sobrepasa­ron el límite. Si le digo que suelte el celular, se molesta mucho, pasa conectada la mayor parte del día. Revisa cada reacción que tengo en mis redes sociales, cuestiona por qué compartí un contenido, “estalkea” los contactos femeninos que tengo y cuenta cuáles de ellas reaccionaron a mis publicaciones, y no digamos si alguna de ellas suelta un “Me encanta”. Cada vez que sube una foto suya, le pone mil filtros y para evitarme un problema, yo debo comentar lo linda que es. Esto viene pas­ando desde hace tiempo, pero no le había prestado atención, pero hoy descubrí que tiene un perfil falso en la red y que lo usa para ser amiga de varios de mis contactos, al grado que le escribió a la Lic. de Recursos Humanos, fingiendo que estaba en búsqueda de empleo, solo porque vio que ella, en su perfil, publica plazas vacantes. Terminó diciendo: las redes sociales la tienen enferma.

Adonis es un ex compañero de trabajo, y no me resultaba extraño su mensaje desesperado. Al terminar lo que estaba haciendo, le devolví la llamada y me habló en detalle de cada una de las historias de su Afrodita (esposa). Me dijo, yo leo sus artículos y puede compartir esta historia, para que le sirva también a alguien. Para terminar la conversación, le dije que yo tiendo a ser optimista, a creer que tenemos un grado de sentido común, que nos ayuda a comprender dónde está la raíz del problema, pero algunas veces, nosotros mismos nos colocamos una venda en los ojos, para no ver lo que realmente sucede. La tecnología en general y las redes sociales, tienen algunas ventajas, pero es el abuso de ella, es la que nos pro­duce conflicto. Sin embargo, quiero hacerles la misma pregunta que le hice a él: ¿Consideran que el problema que Adonis tiene con su esposa, se debe a las redes sociales?

Muchas veces, si no es que en la mayoría de ellas, la atención y el tiempo extremo, que invertimos en las redes sociales, en los videojuegos, en el trabajo, en el cuidado excesivo de los hi­jos, en las actividades de la iglesia, en el aseo de la casa, en el tiempo de ocio con los amigos etc., puede que sea solamente la punta del iceberg, ya que el problema real de la pareja, está en lo más profundo, como por ejemplo baja autoestima, inse­guridades, celos, falta de comunicación, duelos no resueltos, trastornos del estado de ánimo, estrés post traumático, infideli­dad, rasgos de personalidad, falta de temas en común, adic­ciones en general, etc. Entonces si no definimos claramente, dónde está la raíz del problema, siempre encontraremos la fachada perfecta para ocultarlo.

Para tranquilidad de todos, Afrodita, la esposa de Adonis, ya está en terapia.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad